El Tigre y Los Amos

Lo leí recién salió. Ya hace catorce años. Fui uno de esos que compró, según presume la portada original, un ejemplar de los 50,000 vendidos en los primeros quince días de su lanzamiento editorial. Me refiero al libro “El Tigre. Emilio Azcárraga y su imperio Televisa.” (Claudia Fernández-Andrew Paxman. 2000. Grijalbo) En Estados Unidos y en Europa son comunes las biografías de magnates, empresarios, y hombres de negocios. Algunas de éstas son halagadoras, otras escandalosas, pero la mayoría son equilibradas y bien documentadas. Cumplen pues, el objetivo de informar al gran público y alentar el conocimiento sobre la creación, la acumulación de riqueza, y la responsabilidad empresarial. Ahora mismo veo en mis libreros, por mencionar algún ejemplo, la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, un ladrillo de 850 páginas que cuenta exhaustivamente la excéntrica vida del fundador de Apple.Veo otros dos de mis libros, escritos por el académico norteamericano Roderic Ai Camp. “Las Elites del Poder en México” y “Los Empresarios y la Política en México” ambos publicados por la editorial del Fondo de Cultura Económica. No son estrictamente de carácter biográfico, pero sí plantean una puntual hipótesis sobre los mecanismos de socialización de las elites financieras y políticas en nuestro país, y ofrecen ambos un mapa de ruta respecto a la compleja y opaca hibridación de sus intereses.Pero vuelvo a “El Tigre”. En mi opinión la biografía mejor documentada de las pocas que se han escrito en México sobre empresarios mexicanos, que lo mismo popularizó aquella tan infortunada, y dicha muy en corto, frase de “Hago televisión para jodidos, que desentrañó todo el proceso mediante el cual Televisa logró ser la primera compañía mexicana en emitir sus acciones en la plaza bursátil neoyorquina. Otro muy buen libro es “Los Amos de México” Coordinado por Jorge Zepeda Patterson, y publicado por editorial Planeta en 2007, presenta las biografías de los once más acaudalados e influyentes empresarios de México. Slim y la controversial privatización de Telmex. El ascenso de Jorge Vergara desde vendedor de carnitas hasta dueño de Las Chivas. La bonhomía de Don Roberto ‘Maseco’ González, quien confesó que cuando compra Banorte, de Bancos sólo sabía que les debía mucho dinero. La venta de Banamex, libre de impuestos, que hace Roberto Hernández a Citibank. El imperio de agio mueblero y televisión kitsch que ha construido Ricardo Salinas Pliego. 


@hhramos