Tener un Plan de Negocio

Si quiere emprender algún negocio conviene preguntarse: ¿Cuánto dinero estoy dispuesto a perder? La mejor respuesta es: Nada. Haga un plan de negocio. Tenerlo no garantiza el éxito, pero sí aleja el fracaso.Un plan de negocio responde cinco preguntas importantes: ¿Por qué alguien entregaría su dinero a cambio del producto? ¿Es creíble la forma de generar utilidades? ¿Cuál es el sistema que permitirá sobrevivir y prosperar? ¿El personal propuesto es el mejor para dirigir el negocio? y ¿Por qué algún inversionista querría poner su dinero en este negocio?Pregúntese si su producto-servicio logra que ahorren tiempo o dinero los clientes. Defina literalmente el beneficio que ellos obtendrán al ser atendidos por su empresa. Describa con exactitud el tipo de cliente a quien busca servir.Determine el tamaño de la demanda. Haga una investigación de mercado. Incluya una descripción detallada del segmento objetivo, los nombres y la forma de operar de sus competidores, y los factores críticos del mercado. Diseñe el enfoque comercial. Incluya un diseño de marca hecho por profesionales, y el material promocional y publicitarioSu negocio tendrá una serie de fortalezas y de debilidades internas, asimismo enfrentará amenazas y oportunidades externas. Conviene hacer el conocido análisis FODA.Enumere las razones, las condiciones necesarias, y los puntos críticos por los cuales el negocio ganará utilidades. Confronte sus supuestos. ¿Suena lógico que sus proveedores le den precio y plazo? ¿Es creíble que llegará al nivel de ventas y cobranza que planea? ¿Qué tal los costos laborales, fiscales y legales? ¿Están considerados?Los supuestos del negocio deberán ser traducidos en pesos mediante proyecciones financieras para tres escenarios: Optimista, realista, y pesimista. En los negocios los problemas comienzan por una mala administración del flujo de efectivo. Tenga una reserva de capital mientras el negocio llega al punto de equilibrio.Platique con un banquero, con un fiscalista, con un asesor financiero, con un abogado. No bastan los “consejos gratis” de personas no especialistas. Consiga opiniones expertas.  


Twitter @hhramos