Primero el negocio, después el entusiasmo

Existen negocios que aun haciéndolos con toneladas de entusiasmo probablemente entregarán poca ganancia. ¿Cómo puede un joven emprendedor evitarlos? Aquí 10 claves para identificar malos negocios.1.- Existen muchos competidores con capacidad instalada subutilizada. Cuando existen muchos oferentes del mismo producto para el mismo mercado suelen desatarse guerras de precios que orillan a los pequeños o a los nuevos a abandonar el negocio.2.- Los proveedores son escasos. Si existen pocas opciones de abastecimiento, el negocio emprendido podría convertirse en un punto de venta donde únicamente gane el proveedor.3.- El periodo de recuperación de efectivo es largo. Existen negocios que entre más venden, más dinero necesitan, pues su negocio es dar crédito, luego entonces sus dueños necesitan tener mucho capital.4.- Los clientes están muy concentrados. El negocio tendrá menos riesgo y más poder de negociación hacia el mercado entre más diversificada su cartera de clientes. Depender de uno o de pocos clientes es peligroso.5.- El negocio vende perecederos propios con demanda cíclica. Un negocio así necesita altos márgenes, y tendrá que operar con inventarios de rápida rotación, de lo contrario la ganancia se queda en el almacén de productos invendibles.6.- Un negocio que fabrica para ver si vende. Quien tiene un negocio de fabricación, pero no es dueño de un mercado suele enfrentar altibajos depredadores de efectivo.7.- Un negocio que compra en una moneda diferente a la que vende. Los exportadores o importadores netos están sujetos a pérdidas cambiarias. No sólo en los periodos de volatilidad, sino siempre en su estructura de costos. 8.- Un negocio pequeño que requiera rentar instalaciones caras. El ejemplo seria la tienda de regalos que se ubica en un centro comercial famoso, a veces su dolor de cabeza es pagar la renta del local.9.- Un negocio cuya ventaja dependa de una habilidad que el propietario no tiene. Aquí el ejemplo es el del restaurante cuyo atractivo es un chef famoso. Si el propietario no es el chef, tendrá que compartir generosamente las ganancias con él.10.- Un negocio con alta inversión inicial sin un mercado secundario. El ejemplo es el “lavado de autos”. Si el negocio no resulta, la maquinaria y el equipo es invendible y es pérdida total.¿Existe el negocio perfecto? No, no existe. Comprender estos diez puntos nunca debe desanimar al emprendedor, sino afianzar sus conocimientos para complementar su entusiasmo. 


 @hhramos