Capital de riesgo

Familia, amigos y tontos. Las famosas “Tres F” (Family, friends, and fools). Así son llamadas las fuentes de financiamiento comúnmente accesibles para un joven emprendedor.Entusiasmado, y también para entusiasmar a sus posibles inversionistas, el emprendedor democratiza el rendimiento, (Todos ganan si el negocio sale bien); pero individualiza el riesgo, (Pierde más él que todos si el negocio sale mal). Comete el error de ver a sus socios únicamente como proveedores de dinero, cuando en la etapa inicial de cualquier negocio aparte de dinero se necesitan muchas conexiones, relaciones, pericia, y trabajo arduo.El emprendedor no tiene acceso al financiamiento tradicional. Porque los Bancos nunca deben aventurarse en proyectos incipientes, pues su mercado son los negocios en marcha y con historial de éxito, que sólo requieren efectivo adicional para operar y para crecer.Entonces ¿Son bichos raros los emprendedores mexicanos? La respuesta es No. Los mismos problemas que tiene un emprendedor mexicano, los tiene, o tarde que temprano los enfrenta un español, un brasileño, un estadounidense. Los mexicanos somos emprendedores hasta por mera supervivencia. Pero la mayoría de los proyectos empresariales quedan en la informalidad, alcanzan la medianía insuficiente, o quiebran dolorosamente.¿Qué hace falta? ¿Qué ventaja tienen los emprendedores en los países desarrollados? Quizás una mayor disponibilidad de capital de riesgo, o una mayor formalidad para presentar sus planes de negocios.Mientras en Estados Unidos y Europa la industria del llamado “Capital Privado de Riesgo” vale alrededor del 8-10% del PIB, con miles de expertos financieros y fondos de inversión dedicados a entrarle como socios, mentores, incluso operadores en pymes, o en proyectos viables todavía plasmados en una servilleta; en México esta actividad no representa ni medio punto porcentual del producto interno bruto. Venture-Capital: Financiamiento consistente en la compra de participaciones accionarias, temporales y minoritarias en Pymes en proceso de arranque o crecimiento, aportando un valor añadido en forma de apoyo gerencial, con objeto de obtener algún beneficio del éxito de las mismas.Private Equity: Actividad financiera consistente en la creación de una cartera de acciones de empresas no cotizadas, aportando valor añadido en la gestión, pretendiendo, en principio, una estancia temporal y lucrativa en las empresas.


 @hhramos