El blitz del lunes

Romo nunca cambies, Kansas y lo que le sigue

Vaya jornada, sobran temas, Santos invicto (5-0) levantándose del 2012 de ignominia cuando empezaron 0-4, Ravens se empieza a ver como un campeón, Indianápolis ganó a Seattle quitándole lo invicto y cuestionando aquello de que son los favoritos para este año; para los Colts, la demostración los eleva de la expectativa que les auguraba apenas un playoff, Luck en dos años ha madurado lo que parecen 10, cada vez se le ve más aplomo y algo más importante: don de liderazgo ante sus compañeros, si la salud lo permite, estamos ante una figura para muchos años.

Aguas, que Green Bay se levanta, esta semana se vio que los ajustes se están realizando, Aaron Rodgers y algunos de sus compañeros tienen sendos anillos que demuestran que una vez coordinados se convertirán en serios contendientes. De San Francisco ni hablar, ahí va otra vez.

En juego de malos, Filadelfia rompió una racha de 3 perdidos al hilo y dejó a los Gigantes con cinco perdidos sin victoria en su peor arranque desde 1987 y ante sus propios aficionados; Michael Vick empezó lanzado y corriendo como en sus viejos tiempos y… salió lastimado en el segundo cuarto, qué novedad.

Cleveland me sorprende, pero creo que será un “arranque en falso” como en las carreras. Decepcionante el juego de Patriotas contra Cincinnati, se podría hablar de grandes defensas, pero a mi criterio fue más falta de imaginación estratégica que otra cosa, lastima por Brady que se fue sin pase de TD cuando estaba a dos del récord de Drew Brees en juegos consecutivos (54), lastima Margarito.

Parece que la calidad se inclina por la conferencia oeste de la americana, me quito el sombrero ante los Jefes de Kansas City que no solo ganaron su quinto y se mantienen invictos, sino que lo hicieron de forma estoica dándole la vuelta al marcador y si eso no bastaba, la victoria fue como visitantes ante los nada fáciles Titanes de Tennessee.

Pero bueno, de todos los temas tratados y los pendientes obligado comentar sobre el que se esperaba, y resultó el juego de la semana, Denver en Dallas, vaya, quien se lo perdió, sólo con ver los números se dará cuenta de la guerra que se armó ahí: 9 pases de anotación, casi 100 puntos y mil yardas por aire, todo combinado es el resultado de una guerra de volteretas en la cual Payton Manning y Tony Romo se dieron hasta con la cubeta, pero la maldición Romo cayó sobre todo su estadio, en el que resulta su mejor partido en estadística, y a menos de 2 minutos de concluir, lanzó un pase terrible para la intercepción que permitió a los Broncos ganar el partido. ¿Qué pasa con Tony? Me llama la atención como los comentaristas de TV ya dicen al aire como muchos fans de Dallas hemos entrado en una especie de limbo durante la época Romo, es paradójico cuando un equipo tiene la derrota tatuada en uno de sus mejores hombres. De Denver reitero lo dicho, mis pronósticos de pretemporada, si no golpean a Manning no va a haber quien los pare. Amen.

Y de ahí… A lo que sigue.