Circuito Cerrado

¿Y los organismos de inteligencia?

Decía un viejo amigo que cuando operaba la intriga había que echar a andar tu propio mecanismo de contraintriga, ¿en dónde estaban los órganos del gobierno federal encargados de la inteligencia cuando los estadounidenses espiaban a Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto?

Como los Estados Unidos tienen la Agencia de Seguridad Nacional, la CIA y otras instituciones de espionaje, México también tiene a su CISEN, a la segunda sección del Ejército y el Departamento de Inteligencia de la Policía Federal.

Entonces, no hay por qué admirarse de que ahora el señor Edward Snowden rebele a Der Spiegel que el gobierno de los Estados Unidos se metió hasta la cocina en el gobierno de Felipe Calderón y a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

¿Dónde estaban los órganos de inteligencia del gobierno mexicano cuando los gringos metían su cuchara en México. Hoy sabemos que uno de los responsables realiza servicios de asesoría en seguridad en Miami, Florida.

No hay qué buscarle chichis a las culebras, lo que pasa es que quienes tenían la obligación de contrarrestar esas intromisiones, no hicieron su trabajo o simplemente se hicieron de la vista gorda.

****

Cuando menos dos mexiquense calientan el brazo para los cambios que vienen en el equipo del presidente Enrique Peña Nieto, los que podrían retrasarse si el nuevo ciclón “Raymundo” pega con furia en las costas de Guerrero... Para los consumidores una buena y otra mala, la buena es que Alfredo Castillo es campeón de Pádel, la mala es que abandonó el ímpetu que traía cuando entró a la Profeco… Dice Roberto Campa Cifrián que el caso de los policías federales secuestradores de Acapulco, fue resultado de una investigación interna y que pudo ser ocultado pero se ventiló, ¿cuántos casos han sido ocultados señor Campa?.. Quienes seguramente no cargarán los peregrinos –así se dice cuando alguien está en etapa terminal- son los miembros del Pacto por México, ya se murió, pero no les han avisado. Como tampoco les han avisado a los que manejan la selección nacional de que eso ya es un cadáver que solamente llevarán en sus hombros a Brasil, Decio de María y Campos y el señor Compeán. Pero no se preocupe, así andan las cosas en México en todos sus niveles. Por lo pronto después de José Manuel “Chepo” de la Torre, vino Luis Fernando “el Flaco” Tena, luego el de Víctor Manuel Vucetich, el “Vuce”, y ahora la suerte está en Miguel “el Piojo” Herrera, qué bonita familia la del futbol mexicano.