Circuito Cerrado

El cinismo de los delegados del DF

El cinismo de los delegados políticos del gobierno del Distrito Federal no tiene límites. Sus gestiones han sido pésimas, no exentas de corrupción y aún así quieren saltar a otra posición: diputados locales o federales.

El caso de Mauricio Toledo, perredista, delegado en Coyoacán es un ejemplo. Quiere ser diputado a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, luego de una gestión inconclusa, que arrastra una serie de trapacerías por las que debería ir ante un juez, y no a el edificio de Donceles y Allende.

Su administración al frente de la delegación se ha caracterizado por extorsionar a las empresas inmobiliarias, lo mismo ha hecho con los dueños de las gasolineras que se ubican en la demarcación e igual trato le da a los propietarios de los restaurantes medianos y pequeños.

¿Sabrá Carlos Navarrete, "El Chucho" que dirige al PRD, de las corruptelas del delegado con aspiraciones de Chapulin? ¿Lo apoyará y renunciará a la necesidad de limpiar al partido de malos militantes?

Otro caso es el del delegado en Ixtapalapa, Jesús Valencia, envuelto en escándalos de tráfico de influencias -utiliza para su transporte camionetas propiedad de proveedores- y todavía dice que aspira a una diputación. Tampoco se quedan atrás otros como el de la Cuauhtémoc, Alejandro Fernández o el de Álvaro Obregón, Leonel Luna o el de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo. Todos quieren. Bendita impunidad.

******

En mi anterior colaboración les hable aquí en este espacio de los spots con los que nos bombardean los partidos por estos días, sin mensaje, falsos, como ese del señor Ricardo Anaya que cobra como presidente del PAN, quien habla de meter a la cárcel a los corruptos y premia a Miguel Ángel Yúnes Linares con el primer lugar en la lista para diputados plurinominales de la tercera circunscripción.…Mal le fue a Alfredo Castillo en su comparecencia ante diputados y senadores, a tal grado de que los coordinadores en las dos Cámaras, Jorge Luis Preciado y José Isabel Trejo exigen su remoción.…De veras que los políticos siguen pensando que los mexicanos no tenemos memoria. Dice la señora Margarita Zavala que "la tarea más importante para mí en este momento es trabajar para que el PAN rectifique y retome su rumbo", ¿qué no fue Felipe Calderón el que lo desvió cuando se empeño en poner de dirigentes a ineptos como Germán Martínez Cazares y César Nava sólo porque eran sus amigos?