Circuito Cerrado

Encontronazo Mancera-Duarte

En puerta está un posible encontronazo entre el jefe del gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera y el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. El motivo el caso del múltiple asesinato en la colonia Narvarte en la capital del país.

Resulta que en tierras veracruzanas tienen muy claro que Mancera quiere desviar toda la atención hacia Veracruz con el visible propósito de encubrir las ineficiencias mostradas desde el inicio de las investigaciones por su procurador Rodolfo Ríos Garza quien, a casi dos semanas del asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa y de cuatro mujeres, no da pie con bola.

Este martes Mancera envió a sus ministerios públicos a Xalapa para que le tomaran la declaración en calidad de testigo, al gobernador Duarte, quien de inmediato le respondió por medio de la fiscalía del estado que citará al titular del GDF también para que declare. ¿Es el inicio de la guerra? El problema es que a nadie le interesa que Mancera y Duarte se den con todo, lo que interesa es que se esclarezcan los hechos.

Aquí el problema está en que el balón rueda en la cancha de Mancera y tendrá que ser el jefe de gobierno el que tenga que dar una respuesta rápida; lo demás no se vale, porque llevar un asunto tan grave a un pleito entre mandatarios es favorecer a los responsables.

El caso Narvarte no debe quedar en el olvido como parece ser la apuesta de las autoridades capitalinas. ¡Aguas!

*****

Emilio Chuayffet, ¿deshidratación?, ¿qué esconden? Según se sabe para una deshidratación no hay que estar tanto tiempo en un hospital. ¿Si es un infarto por qué no lo dicen? Lo cierto es que en medios del gobierno peñista se habla de que el mexiquense ya no regresará a ocupar la silla que ocupó José Vasconcelos y que están buscando una salida que haga olvidar el fracaso del ex gobernador como operador de la reforma educativa... ¿Cuál rebaja en las tarifas eléctricas? Si usted ha visto los últimos recibos hay casos en que el incremento es del 100 por ciento; mentira que la CFE, a cargo del arrogante Enrique Ochoa Reza, cumpla lo prometido... Hay jóvenes viejos y viejos jóvenes decía Jesús Reyes Heroles. Y la frase me hizo recordar al virtual presidente del PAN, Ricardo Anaya, quien proyecta una imagen de joven viejo que, como dicen los chavos, da güeva. Aunque no está exento de los vicios que los panistas criticaban a los priístas, pero que después se los copiaron.