Circuito Cerrado

Chantaje panista por Oceanografía

La semana pasada comenté en este espacio que el caso Oceanografía podría poner en peligro la reforma energética y los senadores panistas se han encargado de confirmarlo.

Este martes legisladores del PAN, afines a Felipe Calderón, amagaron con chantajear la aprobación de las leyes secundarias en materia energética si no se aclara el asunto y se deslinda a correligionarios de cualquier responsabilidad.

Otra vez impunidad a cambio de votos es lo que ponen sobre la mesa los panistas; difícil que se cumpla la promesa del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong de que en el caso de Oceanografía se llegará hasta donde tope.

Tope es el que tiene la justicia mexicana cuando se trata de enjuiciar a políticos corruptos que se han enriquecido al amparo de un cargo público y que son protegidos por las camarillas partidistas, como en este caso en donde existen evidencias de participación de funcionarios de las administraciones panistas que gobernaron al país durante 12 años.

El cinismo de los panistas sale a flote cuando no sólo piden que se aclare, sino que exigen que se les deslinde del caso. Por eso, pensar que se llegue hasta donde tope, puede ser una mera ilusión. Veremos si el gobierno de Enrique Peña Nieto se presta al chantaje o actúa conforme a derecho. No más votos a cambio de impunidad.

*******
Mario Flores González, panista mexiquense precandidato a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación una impugnación, bien fundamentada, al proceso para renovar a la dirigencia nacional, por vicios de origen, misma que fue recibida por la magistrada María del Carmen Alanís... En congruencia con la Constitución, el Estado no debe otorgar ni un contrato más a los agentes económicos preponderantes en telecomunicaciones. Durante años, Telmex y Telcel declarados, agentes preponderantes por el IFETEL, han hecho de la interconexión un negocio monopólico, ya que han cobrado tarifas muy por encima del costo real de proveedor del servicio... Dicen que la venganza es un platillo que se come en frío y eso le pasó a Marcelo Ebrard con Joel Ortega, a quien despidió cuando era jefe del Gobierno del DF. Ortega sepultó las aspiraciones de Ebrard para dirigir al PRD y su pretensión de convertirse en el candidato en 2018. La corrupción en la construcción de la línea 12 del Metro, lo deja out.