Un socialista exitoso en Estados Unidos: el efecto 'Bern'

Rarísimo que en Estados Unidos pueda tener éxito un político que se describe a sí mismo como "socialista" y que además es percibido como tal por la ciudadanía en general. Pues es el caso de Bernie Sanders, quien le está pisando los talones a Hillary Clinton en la contienda por la candidatura demócrata. Lo que parecía como una carrera prácticamente definida en favor de la ex primera dama, está ahora dando mucho más de qué hablar ante un nuevo fenómeno que va tomando cada vez más fuerza en el país vecino.

Bernie Sanders es un senador de 74 años. Es un político independiente del muy liberal estado de Vermont, y no es precisamente una figura joven y mediática en el sentido tradicional. Sanders parece en ocasiones descuidado, sin importarle demasiado su imagen, no muy bien peinado y con expresiones espontáneas que no coinciden con la de los políticos normales. Pero más que eso (ya hemos visto el fenómeno Trump), la novedad son sus planteamientos de redistribución de la riqueza que en la Unión Americana suelen ser muy mal vistos especialmente de alguien que está buscando la presidencia. Claro, no quiere decir que no existan estos personajes, de pronto aparecen por ahí para mover un poco el tapete en las elecciones (recordemos a Ralph Nader), pero lo nuevo es que en el caso de Bernie Sanders son sus posibilidades reales de ganar. Resulta que aunque seguirá siendo muy complicado vencer a Hillary Clinton, el senador de Vermont ha iniciado un movimiento que pudiera sorprender durante las primarias.

Hemos hablado en este espacio del fenómeno mundial que va tomando fuerza y que, a través de las redes sociales principalmente, busca que la política sea (o al menos parezca) más genuina, más cercana a la gente y mucho más interactiva. Este fenómeno no tiene una ideología específica de derecha o izquierda, porque hemos visto representantes del fenómeno en todos los puntos del espectro. El caso particular de Bernie Sanders es el de una izquierda más a la europea que aboga por un estado de bienestar que la primera potencia mundial no tiene, o al menos no existe como en otros países desarrollados.

Bernie Sanders ha logrado reunir en sus mítines a grandes cantidades de personas y ha generado mucho ruido en las redes sociales. Cada vez más ciudadanos norteamericanos se unen al movimiento que busca cambios de raíz en las políticas económicas de Estados Unidos y que pretende recuperar a la clase media achicando lo más posible la brecha entre ricos y pobres, que ha crecido mucho en los últimos años. Pero además, a Bernie Sanders también lo ven como alguien que no está buscando sólo el poder, y que tiene una forma espontánea y genuina de ser. Al momento en que escribo estas líneas aún no ha iniciado el debate presidencial del partido demócrata, pero seguramente Sanders continuará con el mensaje de que él es el verdadero liberal y el más progresista y socialista de todos, lo cual sería impensable hace unos cuantos años. De entrada dijo que no se prepararía para el encuentro, que simplemente saldría a hablar como siempre lo hace y se dedicaría a ser él mismo.

APUNTE RELIGARE. Ante el Sínodo sobre la Familia que se lleva a cabo en el Vaticano, varios cardenales conservadores supuestamente enviaron una carta al papa Francisco en la que expresan su descontento con parte del formato de la reunión de obispos y advierten sobre los peligros de una agenda progresista que cambiaría o eliminaría algunos "elementos clave de la fe cristiana en nombre de la adaptación". Ya se esperaba que hubiera tensión y división entre los sectores de la Iglesia católica sobre el tema de la familia y el nerviosismo de los conservadores está muy claro. Veremos a qué conclusiones llegan.


hectordiego@gmail.com