La reivindicación militar

No pudo ser más claro el secretario Salvador Cienfuegos al ofrecer una disculpa por los actos de tortura cometidos por elementos del Ejército y difundidos en un video la semana pasada. Pero además, el general fue enfático en el deber ser de las Fuerzas Armadas y en el hecho de que es absolutamente reprobable cualquier actitud o acción como la que se pudo ver en el video, independientemente de las circunstancias.

Ante esta situación, vimos dos tipos de reacción indeseable en las redes sociales: quienes sugieren que la tortura estaba justificada por los antecedentes de la torturada; y quienes, ya por deporte, critican al Ejército con generalizaciones absurdas.

En el primer caso, no importa qué tan mala sea una persona, cuántos actos terribles haya cometido, cuál sea su récord de fechorías, ninguna es razón suficiente para torturarla. Y eso, insisto, quedó clarísimo en el discurso de Cienfuegos.

En el segundo tipo de reacción son las mismas personas de siempre, que sin tener elementos suficientes, condenan a una institución que ha sido pilar fundamental para México y que tiene una gran mayoría de miembros respetables. A pesar de que efectivamente hay que condenar los casos concretos, tal y como lo hizo el titular de la Sedena, tenemos un Ejército bueno que ha sido clave en momentos difíciles como desastres naturales o en zonas de gran inseguridad, por ejemplo, y eso, hay que valorarlo siempre.

APUNTE SPIRITUALIS. El pasado martes se llevó a cabo la Primera Jornada Compasiva por la Paz y la Justicia, organizada por la Dirección de Asuntos Religiosos de Nuevo León en el Tecnológico de Monterrey. Enhorabuena por la iniciativa, aunque como se dijo en el evento, es importante pasar a la acción que trascienda discursos. Otro detalle: sólo estuvieron presentes las religiones monoteístas (judíos, cristianos y musulmanes), cuando las religiones orientales podrían aportar mucho sobre el tema de la compasión. Por cierto, también habría que incluir a agnósticos y ateos humanistas, ojalá estén presentes en la próxima jornada que se realizará en agosto en la UANL.


hectordiego@gmail.com