No pudieron con Hillary

Tanto republicanos como demócratas están muy enojados por el anuncio que hizo el FBI en torno a los famosos correos electrónicos de Hillary Clinton. Por un lado, los conservadores criticaron duramente que se haya recomendado no presentar cargos contra la ex secretaria de Estado, a pesar de que la utilización del correo personal para asuntos oficiales sea sumamente peligroso. Por otro lado, los liberales se han molestado porque el FBI ventiló una investigación que puede afectar a la virtual candidata a la presidencia, independientemente del “veredicto”.

Pero el punto es que ese sueño republicano de ver imágenes de Hillary esposada y llevada a la cárcel ya se esfumó.  No pudieron llegar a ese momento en el que la candidata quedara fuera por default. Sin embargo, eso no quita que la maquinaria conservadora se haya puesto ya en marcha para empaquetar y mercadear, como ellos lo saben hacer mejor que nadie, las palabras de James Comey, director del FBI, al asegurar que la entonces canciller fue “extremadamente descuidada” en el manejo de los correos electrónicos. 

Será muy interesante, e igualmente molesto, escuchar los gritos de indignación que ya están surgiendo en redes sociales y medios tradicionales, con los que se pretende posicionar a Hillary como no apta para la Casa Blanca, por “haber comprometido la seguridad de Estados Unidos”. Ya estaremos viendo a varios personajes conservadores rasgarse las vestiduras porque “el sistema favoreció a Clinton” o porque “Obama usó su influencia para salvarla”.

El contraargumento será que el FBI se basó en la ley y en la interpretación de unas muy ambiguas reglas en el tema, además de que no hay antecedentes que puedan generar cargos contra la candidata. Fue una cuestión de descuido que pudo ser grave, pero que obviamente no se volverá a repetir. 

APUNTE SPIRITUALIS. El arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput, dijo que son bienvenidos a la Iglesia los divorciados vueltos a casar, mientras se abstengan de tener relaciones sexuales y “vivan como hermanos”. ¿Es en serio?

hectordiego@gmail.com