'Trumpocalipsis' a la vista

Últimamente lo que aparenta ser imposible en la política se convierte en probable y en ocasiones se hace realidad: es el caso de Estados Unidos y su personaje del momento, Donald Trump. Ante el triunfo del magnate en Indiana, su único contrincante viable dentro del Partido Republicano, Ted Cruz, decidió abandonar la carrera por la nominación, y dejarle a Trump el camino libre para convertirse en el candidato de la derecha a la presidencia del país más poderoso del mundo.

Hace unos cuantos meses ese escenario se antojaba al menos muy improbable, y hoy está ya a la vuelta de la esquina. Muchos analistas siguen pensando que aun con Trump como candidato, y a pesar de la fuerza que ha logrado obtener en varias zonas del país vecino, ello no será suficiente para que pueda ganarle a Hillary Clinton en noviembre. Puede que tengan razón. Ojalá. Pero nada está escrito y con tantas sorpresas que hemos visto en este proceso electoral, cualquier cosa puede suceder.

Por lo pronto, lo que ya es seguro es que tendremos a un candidato Trump haciendo de las suyas de aquí a noviembre, con una estrategia de lanzamiento constante de toxinas hacia Hillary Clinton. Y es que el empresario ha logrado movilizar a vastos grupos de personas que antes se consideraban como políticamente apáticos, no sólo republicanos y conservadores, sino también demócratas frustrados, independientes rebeldes y escépticos que nunca habían salido a votar.

El hecho es que estamos ante una situación que muy pocos anticipaban y que para detenerla tendrá que ser vista primero como posible, porque una actitud de negación como la que muchos hemos tenido en meses anteriores, no va a funcionar más.

APUNTE SPIRITUALIS. El otro fenómeno que antes se veía como imposible es el de Bernie Sanders. Aunque es matemáticamente muy difícil que le gane la nominación a Hillary Clinton, el senador de Vermont ha demostrado que en Estados Unidos hay mucha gente que busca congruencia, honestidad y principios. Y eso es lo que perciben en Bernie.

hectordiego@gmail.com