Obama, el conductor de televisión

Y es que a veces parece broma que Estados Unidos haya sido por muchos años el único país del primer mundo que no contaba con un sistema de salud pública universal.

Pocas leyes han sido tan atacadas en Estados Unidos como la llamada Obamacare, la ley que reforma el sistema de salud público en el país vecino, para hacerlo más accesible a toda la población. Ante los múltiples embates republicanos que ha recibido la Casa Blanca, el presidente Obama ha decidido defenderse, y uno de los mejores métodos para ello es sin duda el humor.

El programa de sátira política The Colbert Report es un espacio en el que el comediante Stephen Colbert hace una parodia de los principales personajes del canal de noticias Fox News, comentando notas con un tono ultra conservador, ridiculizando de esa forma los argumentos políticos republicanos de los temas nacionales. En la emisión del lunes, Colbert tuvo a Obama como invitado especial, y el presidente se sentó en el lugar del conductor y leyó el teleprompter para comentar el tema del Obamacare.

En una sección del programa que regularmente se llama The Word (la palabra), Obama la cambió por TheDecree (el decreto) haciendo alusión a las muy criticadas órdenes ejecutivas de las últimas semanas, luego de que los republicanos se apoderaran de la Cámara de Representantes y el Senado. Pero el mandatario se centró sobre todo en defender, a través de la sátira, una de sus banderas políticas desde su época como candidato: el Obamacare, que en realidad se llama Ley de Protección a los Pacientes y de Cuidados de la Salud Asequibles.

Y es que a veces parece broma que Estados Unidos haya sido por muchos años el único país del primer mundo que no contaba con un sistema de salud pública universal (de alguna forma, sigue siendo, aunque con la nueva ley mejora en ese aspecto). Que si una persona buena, trabajadora y honesta era recortada de algún empleo, y su seguro privado no le cubría algún tratamiento importante, porque entrara en efecto una de las miles de razones y cláusulas legales, esa persona simplemente podía morir o en el mejor de los casos vivir enferma por el resto de sus días. El Obamacare intenta evitar ese tipo de situaciones a través del acceso a seguros médicos de calidad de acuerdo a las posibilidades económicas de la población, y reducir el gasto en cuidados de salud.

Claro, hay muchos puntos muy debatibles, y errores en el proceso de comunicación de esa ley en los últimos años, pero la guerra sin tregua que han seguido los republicanos apoyados y alentados por intereses de empresas de seguros o farmacéuticas ha sido una de las principales piedras en el zapato de Obama.  “El problema es que a mucha gente de ambos partidos cada vez le gusta más el Obamacare” dijo el presidente mientras conducía el programa, mientras que en el gráfico había un texto que decía que el apoyo es para el care (el cuidado), no para Obama. 

APUNTE RELIGARE. Yusuf Islam, antes Cat Stevens, regresa a los escenarios de Estados Unidos con su nuevo tour Peace Train, en el que combina algunas de sus nuevas canciones con los clásicos de siempre, como “Moonshadow” o “Wild World”. El cantante inglés convertido al Islam dejó de componer para Occidente por muchos años, pero luego se dio cuenta que era mucho más efectivo y que podría realizarse mucho más si regresaba a las andadas artísticas. El arte, sobre todo la música, es uno de los grandes vehículos espirituales que se comprenden universalmente y que no sólo puede crear un estado mental favorable para la meditación, sino que además fortalece la comunidad entre los
seres humanos.

hectordiego@gmail.com

http://twitter.com/@hectordiego