Líderes islámicos contra el terrorismo

Hay algunos hechos inobjetables. Personas inocentes han perdido la vida, ya sea por los ataques perpetrados por miembros de Hamás, o por los ataques del ejército israelí.

Ante la ofensiva de Israel contra la Franja de Gaza, vuelve a surgir el debate sobre el papel de la religión en conflictos como el del Medio Oriente. ¿Hasta qué punto lo que sucede es “culpa” de las tradiciones religiosas, o qué tanto tiene que ver con intereses oportunistas que utilizan a la religión como excusa? Quizá hay un poco de las dos dimensiones, y tanto judíos como musulmanes han demostrado que ambas visiones son ciertas, según los casos.  

Hay algunos hechos inobjetables. Personas inocentes han perdido la vida, ya sea por los ataques terroristas perpetrados por miembros de Hamás, o por los ataques del ejército israelí en territorio palestino. A lo largo de la historia se han cometido injusticias por parte de grupos en los dos bandos. También es un hecho que la mayoría de dichas acciones las han llevado a cabo los líderes más conservadores tanto palestinos como judíos. Está claro que el radicalismo es uno de los principales causantes de las guerras.

Pero también es verdad que la mayoría de los judíos y palestinos (o musulmanes en general) lo que quieren es vivir su vida de manera normal, y no desean conflictos armados ni ataques terroristas. El Islam es una de las religiones menos comprendidas en el mundo, porque desgraciadamente el ruido lo generan las minorías radicales que llevan a cabo crímenes para conseguir sus objetivos egoístas.

Pero ante la situación actual, varios líderes del Islam han salido a defender la paz y a criticar las acciones terroristas de los menos. Está el caso del Imán Feisal Abdul Rauf, uno de los líderes musulmanes más importantes de Estados Unidos, quien dijo que “matar gente inocente siempre estará mal, y ningún argumento o excusa, no importa qué tan profundamente se crea en ella, nunca lo hará correcto”. Continúa diciendo que “la ley islámica está claramente en contra del terrorismo, en contra de cualquier acto deliberado para matar civiles o daño colateral”.

El líder más importante e influyente de los musulmanes sunitas de Arabia Saudita, el Gran Mufti Sheikh Abdul Aziz al-Sheick, ha enfatizado en varias ocasiones que el Islam no permite el terrorismo a ningún costo y que además condena toda forma de violencia. También el rey Abdullah de Jordania, o Shaykh Yusuf Qaradawi de Qatar, entre otros muchos, así como la gran mayoría de los académicos, teólogos, historiadores y expertos en el Islam, han dejado muy claro que no es la religión por sí misma la que causa la violencia, sino la relación que se tenga con ella, y los intereses de los grupos que la motivan.

Y es muy importante recalcar lo anterior porque en realidad, muchas veces el odio lo genera la ignorancia o la generalización. Cuando hay un atentado terrorista en contra de judíos, por la razón que sea, y muere gente inocente, la condena inmediata de los líderes musulmanes es vital. Porque de no hacerlo así, la generalización puede ser letal, ya que entonces se intentará justificar cualquier ataque oficial contra un pueblo.

APUNTE RELIGARE. Según una encuesta del Pew Religion and Public Life Project, la quinta parte de los norteamericanos se consideran no religiosos. Pero de ellos, el 37% se consideran “espirituales pero noreligiosos”, número mayor a los ateos, y que al parecer seguirá aumentando. Por un lado vemos una rebelión contra la religión organizada, pero por otro también podemos observar una creciente actitud espiritual por parte de los ateos o agnósticos.  Y es que, se admita o no, la espiritualidad se busca siempre.

hectordiego@gmail.com

http://twitter.com/@hectordiego