Dalái Lama, ¿mentiroso?

El que el Dalái Lama opine algo desde el punto de vista budista, y se los comunique a sus seguidores, no quiere decir que no respete a los demás, ni que les prohíba nada.

El Dalái Lama dijo el lunes en Nueva York que cualquier cosa que viole las normas de la razón o que sea contradictorio, no debe ser aceptado aunque lo diga un líder espiritual importante. Palabras similares a las de Sidarta Gautama, el Buda, quien según la tradición, hace muchos siglos pedía a sus seguidores que no le creyeran ciegamente sólo por fe, sino que realmente experimentaran y comprobaran espiritualmente sus palabras, para que cada quien encontrara su verdad.

Los escritos religiosos deben ser puestos a prueba, la de la razón, para que revelen los distintos tipos de verdades. Esto también lo dijo el líder espiritual de los budistas tibetanos en el Beacon Theater de Manhattan, luego de que un grupo no muy numeroso de personas se manifestaran en su contra a las afueras del lugar. Coreando consignas que tachaban al dalái lama de “mentiroso”, “excluyente”, “falso dalái lama”, “para de mentir”, y haciendo ruido con tambores y gritos, las 200 personas inconformes pretendían convencer al público de que el dalái lama no tolera otras formas de la religión. 

En entrevista ayer en MILENIO Televisión, Marco Antonio Karam, presidente y fundador de la Casa Tíbet México, me dijo que éste “es un tema que está vinculado a la figura de un monje que fundó una secta de orden fundamentalista, y al culto de un personaje llamado Dorje Shugden que significa “aquel que sustenta el poder”, al cual el dalái lama ha denunciado como un foco de presión sectaria para las diferentes tradiciones espirituales, y desgraciadamente este personaje, aprovechando la desinformación de los seguidores occidentales, (les ha dicho) que en el Tíbet se le empleaba como una fuerza para atacar a los representantes de las tradiciones religiosas”. 

Tony Karam continúa aclarando que “el dalái lama jamás ha condenado a los seguidores de esa secta, no les ha prohibido (nada), además no tendría cómo hacerlo, no tiene el poder sobre ellos para hacerlo, simplemente ha recomendado a quienes así lo deseen, evitar la propiciación de (la adoración a Shugden), puesto que es dañino para la práctica espiritual. (…) Para aquellos que siguen las enseñanzas que (el dalái lama) da, les ha solicitado esto, pero en ningún momento ha prohibido que otros lo hagan”. 

En otras palabras, aquí no hay mentiras, simplemente puntos de vista religiosos, dentro de un ambiente de tolerancia y respeto. El que el Dalái Lama opine algo desde el punto de vista budista, y se los comunique a sus seguidores, no quiere decir que no respete a los demás, ni que les prohíba nada.

APUNTE RELIGARE. El comediante y periodista norteamericano Bill Maher, quien fue invitado a dar una conferencia a la progresista Universidad de Berkeley en California, está en medio de una controversia que tiene a la libertad de expresión como su centro. Y es que un grupo de estudiantes de dicha universidad están presionando para que se le retire la invitación a Maher, utilizando como argumento lo que el comunicador ha dicho en reiteradas ocasiones sobre el Islam. En resumen, Maher considera que dicha religión es causante de muchos de los problemas de terrorismo, y que no es propio solamente de los fundamentalistas, sino también de los moderados. Algo en lo que obviamente muchos no estamos de acuerdo, pero que no le quita el derecho a Maher de expresarse y de dar un discurso de graduación a los estudiantes de Berkeley, que estarían cayendo en su propia contradicción si no le permiten hablar en su universidad. Ojalá sean razonables.

hectordiego@gmail.com

http://twitter.com/@hectordiego