Día con día

Tláhuac. Los dos dueños

Felipe Pérez Luna, El Ojos, era el dueño de las calles y el crimen de Tláhuac. Rigoberto Salgado, el delegado electo en 2015, y su familia, son los dueños del gobierno local.

Rigoberto Salgado ha sido de todo en el gobierno de Tláhuac: director de Fomento Económico, director de Seguridad Pública, director de Desarrollo Social y director de Servicios Urbanos. Todo, como militante del PRD.

En el año 2015 Salgado descubrió que “el PRD carece de principios, no tiene una formación de izquierda” y se pasó a Morena. Fue electo delegado de Tláhuac por este partido.

Una vez en el poder formal de la delegación, Salgado escogió a su hermano Ricardo para lidiar con el poder informal. Volvió a Ricardo una especie de “operador externo”, sin puesto en la estructura formal del gobierno, para atender, dice Héctor de Mauleón, “demandas vecinales relacionadas con la inseguridad, así como lo relacionado con los negocios informales”.

En la agenda de Ricardo Salgado quedó el manejo de los mototaxis, una flotilla tolerada de 15 mil motos, “que genera recursos que no son fiscalizados”.

Como operador externo, sigue de Mauleón, “el hermano del delegado obtuvo reportes de los asesinatos y las desapariciones que han ocurrido en Tláhuac de 2015 a la fecha”.

Entre octubre de 2016 y julio de 2017, reporta Eduardo Guerrero en un informe de su consultora Lantia, en seis delegaciones de la ciudad hubo 81 ejecuciones atribuibles a Felipe Pérez Luna, El Ojos: 33 en Iztapalapa, 21 en Coyoacán, 10 en Tláhuac, 9 en Tlalpan, 7 en Xochimilco, 1 en Magdalena Contreras.

En julio de este año, el Cártel de Tláhuac había extendido sus redes a siete de las 16 delegaciones de Ciudad de México.

“Hoy se sabe”, escribió de Mauleón, “que Tláhuac está en poder de una de las organizaciones criminales más poderosas de la ciudad; se sabe que a partir de los mototaxis, el líder de esa organización tendió una red de ‘halconeo’ y narcomenudeo que abarcó la delegación entera. No obstante, Rigoberto Salgado dijo que desconocía que ese grupo delictivo operara en Tláhuac. Dijo también que no podía especificar ‘con qué grupo están relacionados los mototaxistas’.” (http://eluni.mx/2wbCHI0)

La verdad, ha sido mucho decir.

hector.aguilarcamin@milenio.com