Día con día

Fábula de la granja feliz y el tráiler criminal

Durante décadas, los internacionalistas mexicanos dedicaron sus esfuerzos a describir la “relación asimétrica” de Estados Unidos y México.

Era una forma piadosa de aludir a las desventajosas relaciones de un país gigante y un país chaparro, siendo el país chaparro un gigante respecto de sí mismo y del resto de sus vecinos latinoamericanos, salvo Brasil.

Durante las últimas décadas, el ejemplo mayor de esta relación asimétrica ha sido, por parte del país gigante, la imposición de una política de prohibición de drogas que su vecino país chaparro no puede aplicar, pero tampoco se la cree a su vecino país gigante, por lo cual acaba metiéndosele entre las piernas, cargado de las sustancias que el país gigante prohíbe, pero a la vez quiere y compra.

Bueno, sucede que el país gigante ha empezado a legalizar lo que su chaparro país vecino le daba en abundancia: mariguana.

Hoy, martes 8 de noviembre, un puñado de estados fundamentales del país gigante legalizará probablemente el uso libre de la mariguana que la presión gigante de su país sigue teniendo prohibida en su chaparro país vecino.

Resulta que el país gigante ha empezado a tener buenos resultados con su política de legalización de la mariguana, entre ellos mil millones de dólares de impuestos.

Mientras tanto, el país chaparro sigue retorciéndose, persiguiéndose, encarcelándose y matándose porque mantiene vigente la prohibición de la mariguana que vende fundamentalmente a su gigante país vecino.

El absurdo medular de esta asimetría ha sido magistralmente retratado por el diario MILENIO, en una página de su edición impresa del viernes 4 noviembre pasado.

En la parte superior de la página hay la foto de una granja llamada Los sueños, en Avondale, Colorado. Es la granja de cultivo legal de mariguana mayor del continente. Producirá este año entre 5 y 6 toneladas de yerba.

En la parte inferior de la página, MILENIO consigna la captura de un tráiler que portaba 4 toneladas de mariguana mexicana ilegal, casi toda la producción del año de Los sueños. Esta captura tuvo lugar en San Luis Río Colorado, Sonora. A unos pocos kilómetros del lugar donde esa yerba será legal mañana.

Esta es la fábula de la granja feliz y el tráiler criminal.

“¿Estamos locos?”, preguntaría Gil Gamés.

“No”, contestará la Historia: “Estamos asimétricos”.

hector.aguilarcamin@milenio.com