Día con día

Estados al borde de una crisis de caja/ II

Los estados que tienen elecciones este año se encuentran entre los más endeudados del país. Curiosamente, las encuestas no reportan este hecho como una preocupación central de su electorado. En la mayoría de ellos, la corrupción y la mala economía aparecen en cuarto y quinto lugar de importancia.

Pero la deuda y la mala economía terminarán tomando del cuello a los votantes si, como todo anuncia, los años de vacas gordas de las haciendas estatales han llegado a su fin, entre otras cosas porque se las comieron.

Los estados con elecciones este año parecen más calamitosos, financieramente hablando, entre más de cerca se ven. Por ejemplo, en materia de deuda per cápita.

Cito a Esteban Illades y a Juan Pablo García Moreno en su reporte “Estados, elecciones y deuda” de la edición de mayo de la revista Nexos:

Al analizar la deuda per cápita estos 12 estados adquieren notoriedad adicional. Mientras que a nivel nacional la deuda per cápita es de 4,257 pesos, en Quintana Roo, el estado más endeudado por habitante, asciende a 13,840 pesos.

Le siguen Chihuahua, con 11,404 pesos, Veracruz con 5,178 y Zacatecas con 4,633.

Seis de los 20 municipios más endeudados se encuentran en estos estados:

Solidaridad, en Quintana Roo, es el peor municipio del país en ese rubro —gobernado, hasta hace poco, por Mauricio Góngora, ahora candidato del PRI a la gubernatura—: su deuda per cápita asciende a 3,378 pesos.

En segundo lugar se encuentra Nuevo Laredo, Tamaulipas. En séptima posición, Coatzacoalcos, Veracruz. Benito Juárez, también en Quintana Roo, está en noveno lugar; Culiacán, Sinaloa, ocupa la posición 17, mientras que la capital del estado de Puebla es el último, con una deuda per cápita de 333 pesos.

Quintana Roo es el estado más opaco, según el índice del Imco, y Puebla el más transparente, pero aún en este último hay un hoyo negro: el fideicomiso creado por el gobierno este año, puesto fuera del presupuesto, pero que recibirá todo el ingreso del impuesto sobre nóminas estatal “durante los próximos cincuenta años. En 2014, el impuesto sobre la nómina recaudado por Puebla fue de 2 mil 35 millones”.

http://www.nexos.com.mx/?p=28276

hector.aguilarcamin@milenio.com