Día con día

Pobres y pobres, 2

Hace unos días describí aquí la paradoja de que si se mide con criterios de pobreza de la ONU y el Banco Mundial, en México habría 12 millones de pobres. Midiendo con los criterios del Coneval, la cifra se eleva a 55 millones. ¿Cuál es la cifra buena, cuáles los criterios mejores?

Me escribe, despejando estas dudas, Rafael de Hoyos, economista del Banco Mundial. Dice:

Para establecer la línea de la pobreza internacional, el Banco Mundial toma el promedio de líneas de la pobreza (costo de la canasta de alimentos) en los países más pobres del mundo: Malawi, Mali, Etiopía, Sierra Leona, Níger, Uganda, Gambia, Ruanda, Guinea-Bissáu, Tanzania, Tayikistán, Mozambique, Chad, Nepal y Ghana.

Este ejercicio, llevado a cabo en 2008, da como resultado un valor de $1.25 dólares internacionales —ajustados por diferencias en poder de compra entre países— por persona por día. Recientemente el Banco Mundial actualizó esta cifra a $1.90 dólares internacionales para tomar en cuenta cambios en el costo de adquirir la canasta de alimentos.

Debido a que la línea de pobreza (el costo de la canasta básica) aumenta con el ingreso promedio de los países, la cifra de $1.9 dólares internacionales per cápita no es muy relevante para México y otros países de ingreso medio. La línea de la pobreza relevante para México es la que establece el Coneval, inclusive para el Banco Mundial.

Hasta 2009 el Coneval utilizaba solo un indicador de bienestar, el ingreso, para medir la pobreza. A partir de 2010 el Coneval mide la pobreza de forma multidimensional. Esto quiere decir que, en lugar de uno, se utilizan varios indicadores de bienestar y cada uno se compara contra su respectiva línea de la pobreza o definición de insuficiencia en cada dimensión. Coneval utiliza ocho dimensiones.

La metodología multidimensional es innovadora, provee mucho más información que la unidimensional y ha sido un gran acierto de los encargados de medir la pobreza en México.

El Coneval es, sin duda, un ejemplo para el resto del mundo en términos de institucionalización de la evaluación de política social y medición de la pobreza.

Entiendo esto: si aplicaran al mundo los criterios de Coneval, el número de pobres sería cuatro o cinco veces mayor en todas partes, como en México.

hector.aguilarcamin@milenio.com