Día con día

Luces y sombras de Quintana Roo

De los 13 estados que tendrán elecciones el domingo próximo, Quintana Roo es el más próspero y el de menores índices de pobreza.

Si México tuviera las cifras de crecimiento que Quintana Roo ha registrado en los últimos años, estaría más cerca, o menos lejos, de ser el país desarrollado que buscamos.

Según las cifras comparativas de Valeria Moy en  México: Cómo vamos (www.mexicocomovamos.mx/), Quintana Roo crece a 5.2 por ciento anual, más de dos puntos por encima del crecimiento de México, que es de 2.9.

De los 13 estados con elecciones en puerta, solo lo supera en dinamismo Aguascalientes, con un crecimiento de 5.5 por ciento anual. Pero Quintana Roo es hoy por hoy un estado más rico y menos desigual que Aguascalientes.

El ingreso per cápita de los quintanarroenses es de 177 mil 394 pesos, contra 155 mil 846 de Aguascalientes, ambos por encima del promedio nacional de México, cuyo ingreso per cápita es de 136 mil 214.

La población en pobreza de Quintana Roo es 27.9%, inferior al 38.2 de Aguascalientes, y al 41.7 del promedio nacional.

La productividad quintanarroense es de 684 pesos por hora trabajada, inferior a la de Aguascalientes, que es de 707, pero superior a la de todo México que es de 597 pesos por hora trabajada.

Las buenas noticias del desempeño económico del estado empiezan a descomponerse cuando se ven las cifras de su deuda pública.

La deuda del gobierno de Quintana Roo representa un 8.1% de la riqueza que el estado produce, muy superior al 2.9% que es el porcentaje nacional.

Los dos últimos gobiernos de Quintana Roo han elevado cinco veces la deuda del estado. El municipio más endeudado del país es el municipio quintanarroense de Solidaridad, gobernado hasta hace poco por Mauricio Góngora, actual candidato del PRI a la gubernatura de Quintana Roo.

Góngora fue antes secretario de Hacienda del actual gobernador, Roberto Borge, y fue el candidato impuesto en este proceso por el gobernador anterior de Quintana Roo, Félix González Canto.

Para nadie es un secreto en Quintana Roo que, de ganar la elección, Góngora culminará el ciclo de continuismo político y de endeudamiento público más largo de la historia del estado: dieciocho años de la misma mata.

hector.aguilarcamin@milenio.com