Día con día

Embriones

México tiene un gobierno de calidad inferior a su proyecto, entre otras cosas por la calidad de su proyecto.

El gobierno está obligado ahora a muchas más cosas que en 2012: a hacer una reforma educativa centrada en la evaluación, a abrir la economía a la competencia y el sector energético a la inversión privada.

Debe también modernizar la infraestructura, combatir la inseguridad, la corrupción y garantizar transparencia y rendición de cuentas.

No creo que haya en América Latina un gobierno capaz de estas tareas. No lo hay en México, porque la excesiva rotación de cargos en el gobierno federal durante 15 años de democracia y la inexperiencia crónica de los recién llegados atentan contra la continuidad y la eficacia de cualquier cuerpo administrativo.

Ante la novedad de las reformas, además, no hay experiencia previa posible: son retos que el gobierno encara por primera vez.

¿Qué ha hecho el gobierno de Peña con estos retos, qué ha conseguido?

Lo primero, lo fundamental, es haberlos vuelto ley: obligación del Estado.

Fuera de eso, solo embriones, tapados por distintos vendavales de violencia, desgobierno y corrupción.

Embriones:

En sus primeros pagos directos de la nómina magisterial, la Federación hizo ahorros de 5 mil millones de pesos mensuales.

La tarifa telefónica se redujo en 13 por ciento. La larga distancia les cuesta a los usuarios 22 mil millones menos de pesos cada año.

El precio de la electricidad doméstica ha caído en 1.5 por ciento.

En el último año se crearon 750 mil empleos. En abril, el salario real del sector formal de la economía creció en 1 por ciento.

El precio del pan y la tortilla creció solo 0.65%.

Si este año México crece 2.5% habrá crecido 6.2% en los tres primeros años del gobierno de Peña. En los tres primeros de Calderón decreció 0.3%. *

Embriones, solo embriones, del todo insuficientes para la política, cuyo reino no es mañana, sino hoy.

Jugaré no obstante con el aforismo de Keynes: en el largo plazo todos estaremos muertos pero el México de estas reformas quizá esté mejor que nunca, vivito y coleando.

 

*Los datos en Enrique Quintana: “¿Por qué va el PRI adelante en las encuestas?”. “El Financiero”, 18/5/15)

 

hector.aguilarcamin@milenio.com