Auditoría Ciudadana

Que no panda el cúnico

El pasado martes me encontraba yo muy preocupado por el giro que daba la elección del país vecino ya que los resultados que nos daban a conocer las diferentes televisoras indicaban que era inminente, como se confirmó después, el triunfo electoral del empresario melómano Donald Trump. Pensaba que sería esa, una noche muy larga, primero esperando el cómputo final y luego esperando la apertura de los mercados financieros de Asia.

Surgieron los memes de la Legorreta demostrando que no debíamos tener miedo, y luego, se iluminó el mundo, las prensas de los periódicos pararon, su unieron más estaciones de radio y televisión que cuando se conectan a la hora nacional, para dar a conocer la noticia. El evento que generó todo esto, fue, nada más, ni nada menos un mensaje de Manuel Andrés Lopez Obrador (MALO) al pueblo de México, pero no era un mensaje de esos, sin contenido, como los de muchos políticos, este irradiaba luz propia, casi como si viniera del cielo. El señor López, a las nueve de la noche, conocedor del resultado, se dirigió a los trabajadores migrantes, a sus familiares, al pueblo de México, (e incluyó en esa definición a empresarios e inversionistas, por lo que estos ya entendieron, que son parte del pueblo, por si tenían dudas). Y la palabra surgió, llevando la paz a todos los que tuvimos la gran dicha de escucharlo, y entre canticos y trompetas irrumpió: "...no hay motivo de preocupación con el resultado de las elecciones en Estados Unidos, no hay que olvidar que México, por el esfuerzo, el sacrificio, de los padres de nuestra patria es un país, libre, independiente y soberano, no es una colonia, no es un protectorado, no depende de ningún gobierno extranjero" señalo, y continuo diciendo "...no habrá problemas mayores porque vamos a hacer valer nuestro derecho a la soberanía, esté quien esté en la presidencia de Estados Unidos"

En ese momento se abrió el cielo y la gran mayoría de mexicanos entendimos que con base en la soberanía no nos afectarán los miles de indocumentados mexicanos, (que el llama criminales), que deporten, tampoco, y gracias a la soberanía, no afectará al país la renegociación del TLC que pretende Trump; debimos invocar la soberanía para evitar que el dólar en cuestión de segundos se devaluará un 14% o una caída de la Bolsa mexicana del 2.6%. Esa independencia evitara que se establezcan impuestos en EUA a la importación de productos y al envío de remesas, GRACIAS SOBERANíA. Me pongo de pie y aplaudo a los padres de la patria, puesto que yo creía que habría un gran problema económico en nuestro país a corto y mediano plazo, en estos días mas psicológico y a partir del 20 de enero próximo completamente real, al fin solo tenemos poco más de 3 mil kilómetros de fronteras con ellos, solo tenemos un alto índice de desempleo que se agravara más con las personas que deporten, la soberanía protegerá a la humanidad cuando los vecinos dejen de hacer pagos por billones de dólares a los programas de cambio climático de la ONU, entre otras linduras que pretende Trump, pero que gracias a esas sabias palabras no nos debemos preocupar.

La soberanía nos protege de que se salgan del acuerdo TPP "Trans-Pacífico de cooperación económica", no nos afecta la prohibición de por vida a los oficiales de la Casa Blanca que hagan gestiones a favor de gobiernos extranjeros, al fin ya no vamos a tener intereses en los Estados Unidos.

Los chinos si deben estar preocupados, porque la instrucción a su Secretario del Tesoro será etiquetarlos como un país "manipulador de moneda", y como ellos no tienen soberanía, ¿qué van a hacer?, ¿podremos de buena onda prestarles tantito de la nuestra?

La verdad es que, si debe preocuparnos el que haya sido electo. Mala noticia para Jalisco, para México, y para la humanidad, pero quejándonos no ganamos nada, debemos ocuparnos. Ocuparnos en crear, fuentes de empleo, consumir productos locales, diversificar nuestro mercado, pongamos los ojos en otros países, centro y Sudamérica son una buena alternativa, a medio oriente le sobra liquidez, hay que ayudarlos un poco, las economías emergentes de Asia y África requieren nuestros productos.

Como lo dije en columna anterior, se va, se va y se fue...

hromero@correduria58.com