Auditoría Ciudadana

Se va, se va, se va y se fue

Eso lo escuchábamos en las narraciones de los partidos de béisbol, pero nunca pensé que la podía escuchar en relación de un Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

El conflicto surgido en días pasados entre el Comisario de la Ciudad de Guadalajara y el Presidente de dicho Tribunal, Luis Carlos Vega Pamanes tuvo, al parecer, su clímax cuando el día de ayer, un medio de comunicación reveló que el señor Presidente, en su juventud, tuvo, como el de la canción, una vida loca, al extremo, según el dicho de esa publicación, de haber cometido algunos delitos.

No podemos aun concluir si en verdad cometió delito alguno, y si lo cometió puede que ya haya compurgado la pena, situación que de todas formas no explicaría por qué pudo ser nombrado primero Magistrado y luego, Presidente y por ende representante de uno de los tres poderes del Estado de Jalisco. Es cierto, al momento de escribir estas líneas la única evidencia que existe es la nota de ese periódico, que no dudo, pero creo que para poder tener un juicio valido y concluir que tenemos un delincuente dentro del Poder Judicial obligadamente debemos contar con evidencia suficiente y competente, e insisto, aún no la tenemos.

Supongo, que pensando en el prestigio del Poder Judicial el señor pidió licencia al cargo de Presidente para que a su vez todos los Magistrados en una sesión extraordinaria propongan de entre sus miembros, con plena y efectiva autonomía, a quien deba de sustituirlo.

Durante el inter, deberá ser sustituido, en los términos del Artículo 52 de su Ley Orgánica "....por los presidentes de salas especializadas, en orden rotatorio, comenzando por el de la Primera....."

Al conocer la renuncia, los señores Magistrados, insisto, en Pleno extraordinario según el artículo 23-X de su Ley deben: "Elegir de entre sus miembros al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia".

Considero que dadas las irregularidades que se le achacan al personaje, debió, sin lugar a dudas, pedir también licencia como Magistrado, ya que además del conflicto con el Comisario de Guadalajara, ahora surge, una situación penal que, de ser cierta, implicaría que nunca pudo ser elegible como Magistrado, ya que nuestra Constitución señala como uno de los requisitos para ocupar ese importante cargo: "IV. Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena corporal de más de un an?o de prisión; pero si se tratare de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que lastime seriamente la buena fama en el concepto público, inhabilitara? para el cargo, cualquiera que haya sido la pena;". ¿Usted amigo lector piensa que debe dejar el cargo de magistrado también?

En otro tema, debo felicitar al Gobernador del Estado, al Congreso del Estado y a todos los que participaron en el proceso de creación de la nueva "Ley de Compras Gubernamentales, Enajenaciones y Contratación de Servicios del Estado de Jalisco y sus Municipios", misma que viene a suplir la anacrónica "Ley de Adquisiciones y Enajenaciones del Estado de Jalisco". Esta nueva Ley entrará en vigor dentro de noventa días, en su primera etapa, y luego paulatinamente sus otras disposiciones, destacando la creación del "Sistema Electrónico de Compras Gubernamentales y Contratación de Obra Pública" el cual invariablemente deberá ser utilizado para la realización de licitaciones públicas, y adjudicaciones directas, con independencia de su carácter municipal, local, nacional o internacional, lo que en automático hará transparentes estos procedimientos, pero lo más importante, limita en forma considerable las causas y discrecionalidad por las que se pueden realizar adjudicaciones directas; además prevé la existencia de Comités integrados como órganos colegiados con objeto de intervenir como instancia administrativa en el procedimiento de adquisiciones y enajenación de bienes muebles e inmuebles, enajenaciones de bienes muebles, arrendamientos de bienes muebles y contratación de servicios que requieran los sujetos obligados por esta ley; Asímismo crea la figura de "Testigo Social" que participa con voz en los procedimientos de adquisiciones, arrendamientos y contratación de servicios y emitirá un testimonio final del proceso.

No hay duda, en Jalisco, todos los actores políticos, de todos los partidos, están tomando en serio la lucha contra la corrupción y esta nueva ley es un buen ejemplo, perfectible, pero gran inicio.

hromero@correduria58.com