Auditoría Ciudadana

Esas son puras mentiras…

Pejeova y sus seguidores han señalado maliciosamente que el Instituto Nacional Electoral le ha prohibido a Manuel Andrés seguir haciéndose promoción en redes sociales aprovechando su calidad de dueño de Morena, presidente de ese instituto político y eterno candidato a la Presidencia de la República, (de ganar este Bolivariana), y lo peor es que mucha gente le cree sin investigar en realidad que acordó ese regulador electoral, por lo que debemos comentar brevemente en qué consisten los "lineamientos para garantizar la equidad entre los participantes en la contienda electoral" contenidos en el acuerdo INE/CG338/2017 tomado en la sesión del 20 de julio de 2017.

Este acuerdo busca lograr el Principio Constitucional de equidad en la contienda político electoral regulando la difusión de propaganda que se realice o difunda en cualquier medio, que implique promoción y posicionamiento de un partido político o de una persona para la obtención de una precandidatura o candidatura y, en su caso, el voto en los Procesos Electorales Locales y federales; asimismo, establecer los mecanismos para prevenir, investigar y, en su caso, corregir y sancionar aquellas conductas que vulneren los principios y fines que rigen a las contiendas electorales.

Para tal fin se prohíbe a cualquier aspirante la realización, difusión, compra, adquisición, aprovechamiento o beneficio de cualquier tipo de propaganda o mensaje publicitario contratado, adquirido, pagado, en el que se promocione o promueva una opción política, precandidatura o candidatura antes de los plazos previstos legalmente, cualquiera que sea el medio que se utilice para su difusión, a fin de evitar que se influya indebidamente en el electorado. El violar esta disposición solo tendrá como sanción que se consideren para todos los efectos actos anticipados de precampaña o campaña, según sea el caso y además serán contabilizados como gastos de precampaña o campaña para efectos del tope que ese candidato pueda gastar.

Como ejemplos, el presidente de Morena y además candidato único de su partido a la Presidencia, utiliza indiscriminadamente publicidad de todo tipo incluyendo redes sociales para promocionar su persona, pagando con recursos públicos destinados al partido político, misma conducta realiza Ricardo Anaya del PAN situación que afecta, precisamente por inequidad a los demás contendientes, primero de su partido y de la elección en general después de existir otros candidatos.

Este acuerdo también prohíbe la propaganda gubernamental difundida desde el inicio del proceso electoral señalando que está, debe tener carácter institucional y fines informativos educativos o de orientación social, por lo que no está permitida la exaltación, promoción o justificación de algún programa o logro obtenido en los gobiernos local o federal o de alguna administración específica.

Las quejas o y denuncias presentadas por estas violaciones se desahogaran como procedimientos especiales sancionadores o sus equivalentes en el ámbito local, según corresponda, en términos de lo establecido en la normatividad aplicable. Las autoridades electorales podrán incluso adoptar medidas cautelares. Iniciado el procedimiento, la autoridad deberá solicitar al presunto sujeto infractor información bajo protesta de decir verdad sobre su intención de aspirar a un cargo de elección popular, de manera que si la respuesta fuere negativa, tal declaración será tomada en cuenta en caso de que sí llegase a postularse, para efectos de la contabilización de los gastos realizados. Concluido el procedimiento, de comprobarse la existencia de propaganda difundida deberá darse vista a la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral para que, en caso de que la persona involucrada obtenga el registro de una precandidatura, de aspirante a candidatura independiente o candidatura, se cuantifique el costo de la propaganda política electoral y se acumule a los gastos correspondientes. Bastante trabajo tendrán los peritos contables.

Como pueden apreciar, amigos lectores, si los presidentes de los partidos siguen realizando actos de promoción personal, dejarán de ser gastos de su partido político y se les sumaran a los de su campaña, ya que todos los candidatos tienen un tope de gastos y de excederse se puede, de resultar triunfador, anularse por ese motivo la elección.

Es falso, insisto, que estos lineamientos y sus prohibiciones ya estén en vigor, son aplicables a partir del inicio del proceso electoral federal, es decir, a partir del 8 de septiembre de 2017.

hromero@correduria58.com