Auditoría Ciudadana

El nuevo Consejo Electoral

Adecuada la selección que para consejeros electorales de nuestro estado efectuara el Instituto Nacional Electoral (INE), donde ya se les andaba colando gente sin experiencia y dudosa ética. Más acierto aún que haya sido nombrado consejero presidente el maestro Guillermo Amado Alcaraz Cross, quien tiene amplia experiencia en la materia, quienes lo conocemos sabemos que está plenamente comprometido con la democracia, una pena que no haya sido incluido otro gran conocedor del tema electoral, Juan José Alcalá Dueñas.  Ahora los nuevos consejeros deben forzosamente limpiar la casa.

A quienes debemos también felicitar es al gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, a los diputados del Congreso del Estado y en especial al diputado Héctor Pizano Ramos y al Supremo Tribunal del Estado por haber arrancado ya el sistema acusatorio adversarial (juicios orales), quienes apoyados por el Lic. Jorge Humberto Chavira Martínez, secretario Técnico del Consejo, inauguraron el día de ayer (miércoles) en Zapotlán el Grande las instalaciones para iniciar estos procesos en ese circuito judicial. Todos sus pares y equipos de trabajo lograron en tiempo récord esto, dado que el ex gobernador Emilio González Márquez y el entonces presidente del Supremo Tribunal, Celso Rodríguez, no implementaron nada durante su gestión, a pesar de que la reforma constitucional fue dada a conocer hace ya varios años.

Los jueces nombrados para el inicio de este sistema tienen altísima capacitación previa en la materia, en especial Daniel Espinosa Licón, quien además tiene a su cargo la capacitación a sus pares en el estado, por lo que Jalisco se pone junto con cuatro estados más a la vanguardia en la implementación de estos procedimientos, los que sí están muy atrasados en el tema son la gran mayoría de abogados y las universidades, quienes después de escuchar durante años que venía el lobo, apenas tratan de modificar sus planes de estudio.

El que sigue siendo el patito feo de la impartición de justicia en el Tribunal Administrativo del Estado ya que lo culpan, por desconocimiento, de todos los males urbanísticos del estado, sin considerar que los promotores de vivienda edifican fuera de normatividad por errores de los propios ayuntamientos, quienes permiten que aplique la llamada “positiva ficta” que posteriormente tiene que confirmar dicho tribunal. Donde sí hay corrupción es con algunos magistrados el Supremo Tribunal que hemos señalado reiteradamente.

 

hromero@correduria58.com