Auditoría Ciudadana

¿ Y nuestra capacidad de asombro?

Acaba de darse un hecho sin precedentes en nuestro querido estado, una muy organizada emboscada, planeada, a juicio de la Fiscalía General, por delincuentes  capacitados en tácticas de guerrilla, emboscada y contraemboscada, con expertos en el uso de explosivos, por lo que las autoridades intuyen que trata de ex militares o ex policías entrenados,  llevada a cabo en contra de elementos del grupo policiaco “FUERZA ÚNICA REGIONAL” ocurrido en la carretera Mascota-Las Palmas, en el Municipio de San Sebastián del Oeste, cercano a Puerto Vallarta, Jalisco, mismos que viajaban en tres camionetas y que dio un resultado de 15 quince elementos policiacos muertos en el cumplimiento de su deber,  sin que hasta este momento reporten aún detenidos. Se utilizaron armas de alto poder y lo más grave, el convoy policiaco fue atacado con granadas de fragmentación. Simultáneamente el mismo grupo armado ejecuto en su domicilio al jefe de la policía de Zacoalco de Torres, muchacho de solo 27 años, que en sus ratos libres atendía un autobaño de su propiedad, a quien además de victimarlo le clavaron un puñal en el tórax con una cartulina, relacionando este homicidio con la muerte de Heriberto Acevedo Cárdenas, alias “El Gringo”, quien fue abatido apenas el pasado 23 de marzo por elementos de la Fuerza Única Jalisco, en esa población.

Todo lo anterior es una declaración de Guerra contra el Estado mexicano, lo que nos da a entender que tanto la Procuraduría General de la Republica como las Fiscalías General y Central en el Estado de Jalisco, están haciendo bien su trabajo; sin embargo, los grupos criminales nos dejan de luto, ya que estos elementos policiacos eran padres de familia, esposos, hijos que ayudaban a sus padres, amigos, novios, y su muerte nos agravia a todos los jaliscienses. Pareciera que en esta y otras muchas ocasiones a muchos no les importa este tipo de asesinatos, máxime cuando los señores, precisamente murieron en el cumplimiento de su deber, cuidando nuestra seguridad, pero nadie alza la voz, nadie protesta, ninguna organización ciudadana se alarma por los actos de la delincuencia organizada, nadie da muestras de solidaridad de apoyo a los deudos y a los compañeros de los fallecidos. No conocemos los nombres de los agentes asesinados, no sé si por seguridad de las familias o simplemente por omisión grave, pero los jaliscienses debemos, en este como en muchos otros casos, considerarlos como HÉROES ANONIMOS, debemos decirles a los demás integrantes de la FUERZA ÚNICA que creemos en su trabajo, que la existencia de ese grupo policiaco nos da tranquilidad y que sabemos que están trabajando en nuestro beneficio.

 Una pena que solo algunos ruines sujetos panistoides utilizaron estas alarmantes cifras de fallecidos  para decir en redes sociales que Calderón tuvo menos muertos que Peña Nieto, el tema no es de cifras señores, una muerte vale más que los resultados electorales, no usen esto en sus campañas políticas.

En el conflicto Vergara- Fuentes, las cosas se ponen interesantes, la señora salió muy afecta a los bienes materiales y aunque no ha dado la cara a medios informativos desvirtuando las serias acusaciones de su, aún marido, Vergara tuvo que interponer un Amparo contra la “Orden de desalojo y aseguramiento con fines de apropiación mediante el uso de la fuerza de la totalidad de los inmuebles y bienes propiedad del ahora quejoso (Jorge Vergara); así como la orden de arraigo emitida por las responsables (Juzgado Primero Mercantil Del Primer Partido Judicial y otras).  Creo que nunca entendió Jorge la moraleja de la Ranita, ni modo. Pero si género que muchos empleados y ex empleados, familiares, e incluso, algunos enemigos, se unan a Vergara en solidaridad. 

 

hromero@correduria58.com