Auditoría Ciudadana

Ya basta

Se confirmó la terrible noticia, los peritos afirmaron que el ADN encontrado entre los escasos restos procesables, pero sólo una de diecisiete muestras permitió validar que era de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero, lo que nos lleva a concluir que las declaraciones de los detenidos en relación a este caso son verídicas, lo curioso es que para comprobar la realidad, quienes manipulan a los padres de los desaparecidos obligan a estos a confiar inexplicablemente en peritos argentinos, por lo que el resultado de la muestra analizada en Austria tuvo que ser validada por los argentinos para que fuera aceptada por las familias de los 43. Con esto se confirma que la línea de investigación de Murillo Karam, Procurador General de la República, es la correcta y que los secretos de confesión que señalaba el Sacerdote Solalinde son ciertos, lo que confirma que los estudiantes fueron detenidos en Iguala, entregados a miembros de grupo narco-guerrillero Guerreros Unidos por órdenes del Presidente Municipal, torturados, masacrados e incinerados sus restos y esparcidos en el río de Cocula.

Descansen en paz el joven Alexander Mora Venancio y los otros 42 normalistas. Ahora lo que deben hacer sus padres es investigar a los líderes y cabecillas de sus hijos para que estos expliquen qué relación tenían estos con el grupo opositor a los Guerreros Unidos y qué hacían en Iguala tratando de reventar el informe de la esposa del Presidente Municipal ya detenido.

Ya quedó claro, no fue el Estado, los asesinos están identificados y tienen nombre y apellido.

Las manifestaciones orquestadas por grupos opositores deben ya detenerse, no es válido que utilicen el dolor de los familiares de los desaparecidos para alcanzar sus propios intereses, es claro que quien tiene las manos manchadas de sangre son los políticos de izquierda que apoyaron a estos grupos criminales, pero es más ruin aún que grupos de poder y con recursos económicos ilimitados aprovechen esta situación para cobrarle algunas facturas al Presidente Peña Nieto. Es claro que las reformas fiscal, energética, de comunicaciones, etc. lesionaron grandes intereses, mineros, empresarios de las telecomunicaciones, líderes de sindicatos petroleros y magisteriales odian al Presidente, otros no superan el resultado de la pasada jornada electoral y consideran que es el momento de cobrar la afrenta al Presidente, pero el problema es que los perjudicados somos los mexicanos, sin darnos cuenta enfrentamos, sin que técnicamente se justifique, provocado en mucho por tantas manifestaciones, una serie de indicadores financieros adversos, la bolsa de valores y el precio del petróleo caen, el tipo de cambio con el dólar se disparó y si no fuera por el uso de las reservas internacionales que viene utilizando el Banco de México, el tipo de cambio estaría mucho más elevado. El gobierno federal ya no debe ser paciente con esos grupos y agrupaciones políticas que pretenden descarrilar el país.

Fomentar manifestaciones violentas donde se destruyen edificios y comercios, tomar carreteras y casetas es criminal, solo basta ver las redes sociales para ver quiénes instigan estos movimientos, qué curioso que un director de cine cercano a Andrés Manuel siempre incita a marchas y manifestaciones y luego aparece con sus cámaras en estos hechos violentos.

En Jalisco, el Presidente de la Republica nos confirmó algo que ya era de todos conocido, somos uno de los Estados que más afectan los delitos federales, las cifras son alarmantes, pero el hecho de que sean delitos federales no implica que las autoridades estatales y municipales dejen de ser responsables, por eso aplaudimos que se implementen importantes cambios en la procuración de justicia, es el colmo que Jalisco junto con Tamaulipas, Michoacán y Guerrero tengan que ser intervenidos por la Federación, la política seguida por nuestros gobernantes, acuñada en una frase de mi tía que decía "déjenlos que se maten en paz" ya no aplica, los daños colaterales son muy altos, urge una mayor seguridad en Jalisco y mucho menos corrupción en el Poder Judicial.

 

hromero@correduria58.com