Auditoría Ciudadana

Sociedad Anónima Simplificada, SAS

Ante la inminente votación en la Cámara de Diputados de una reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que de aprobarse crearía un nuevo tipo societario denominado Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS) debemos alertar a los señores Diputados de los errores que cometerían si la aprueban sin realizar consultas con expertos jurídicos, financieros, comerciales, fiscales y sociedad en general donde se expongan argumentos que permitan legislar en materia societaria con certeza y seguridad jurídica en beneficio del importante tráfico mercantil de nuestro país.

Corredores Públicos y Notarios consideramos que promover la creación de personas morales es excelente, y más permitir sociedades unimembres, esto es de un solo accionista, no obstante que reiteradamente se había opuesto a su creación el SAT, sin embargo los Corredores Públicos del país como peritos en materia mercantil, nos hemos percatado de algunos riesgos respecto a éste nuevo tipo societario que se pretende insertar en la legislación, riesgos que hemos tratado de hacer del conocimiento de los señores diputados y de la sociedad en general.

Se toma como base para su creación el derecho colombiano. Tanto Colombia como México sufren de graves problemas respecto a temas sensibles a nivel internacional como el tráfico de drogas y sobre todo el blanqueo de capitales, y los estudiosos del derecho afirmamos, sin lugar a dudas, que este tipo de sociedades vulneran aún más la certeza de sus operaciones respecto a que no se constituyan sociedades con el único fin de realizar actos contrarios a la ley, ya que al permitir su constitución vía electrónica no se conocerá a ciencia cierta quiénes son los socios verdaderos y quién ejerce verdaderamente el control efectivo. Algunos bancos ya señalaron que no las aceptarán.

La Condusef como la Prodecon han alertado de un aumento de más del 40 por ciento de reclamaciones por robo de identidad y uso indebido de la Firma electrónica avanzada, solo en el primer trimestre de 2015.

Corredores y Notarios Públicos del país, peritos del derecho tienen la obligación de velar adecuadamente el cumplimiento de sus actividades, mismo que por disposición legal tienen que realizar una serie de funciones y premisas básicas al expedir cualquier instrumento público, verificando en primer lugar que la identidad de los comparecientes, que tienen capacidad legal y no se encuentren en estado de interdicción, explicando estos detalladamente el acto jurídico que se está celebrando, asesorando a las personas que comparecen en su oficio público respecto no solo de las obligaciones mercantiles, sino desde la elección correcta de su objeto social y tipo de sociedad que permita poder tener una relación adecuada con terceros comerciantes y con las autoridades hacendarias, y de igual manera informar respecto a las obligaciones de los representantes orgánicos, asegurándose además que los comparecientes firmen de su puño y letra los instrumentos donde se consigne la constitución de la sociedad respectiva.

Además, se cumplen por parte de los Corredores Públicos importantes obligaciones y avisos de la llamada Ley de lavado de dinero, que, en ausencia de fedatario, debería, en caso de aprobarse la combatida reforma, obligar a la Secretaría de Economía a cumplir con las obligaciones de la citada ley, en los mismos términos que obliga a los Corredores Públicos y Notarios.

Al no haber un fedatario que vigile lo anteriormente señalado, se podrían crear esquemas piramidales, o estructuras corporativas complejas que permitan actividades legalmente inadecuadas, o bien para evadir la conocida Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita o comúnmente conocida como Ley Anti lavado. Es conveniente aprobar la creación de personas morales unimembres y flexibilizar tanto las obligaciones corporativas como las fiscales que fomenten la creación de negocios en México, pero no debe de comprometerse la seguridad jurídica tanto de quienes constituyen las sociedades mercantiles, como del resto de los habitantes, que día a día celebran operaciones con empresas mercantiles.

Es una utopía que se puedan constituir en México sociedades del tipo que sea en 24 horas, si solo para la autorización del nombre de la sociedad, Economía tarda más de cuatro días, y el sistema registral de Comercio SIGER 2.0 aun no funciona en casi ninguna entidad federativa.

Felicitaciones al Congreso de Jalisco por ordenar auditar al Auditor Superior del Estado, prepárense para los resultados.

hromero@correduria58.com