Auditoría Ciudadana

Simplemente transparencia

Recientemente fuimos testigos de uno de los mayores logros en materia de transparencia en nuestro país. La expedición de la Ley General de Transparencia, que homologa y concentra en un mismo instrumento los principios básicos que deben regir el acceso a la información pública.

Jalisco fue uno de los primeros estados en armonizar su legislación a esta disposición, logrando hacerlo otras 23 entidades federativas, sin embargo, ayer concluyó el plazo otorgado por la norma general para cumplir con el proceso legislativo conducente, quedando 8 estados sin hacerlo.

Se destaca la creación de una Plataforma Nacional, que permite a la ciudadanía a partir de ayer, acceder en forma rápida y sencilla a un portal donde se publicará y se podrá solicitar información de todos los sujetos obligados del país, disminuyendo así muchas barreras que existían en la materia.

Aunado a lo anterior se crea un Sistema Nacional de Transparencia, donde tendrán interacción la totalidad de los órganos garantes de este derecho en el país, emitiendo Lineamientos que garantizarán una aplicación congruente a nivel nacional.

Otro avance fundamental es el reconocimiento por ley de la información pública proactiva y focalizada. La primera se refiere a la publicación de información en formatos que permitan su reutilizacio?n por la sociedad, mientras que la segunda se trata de la publicación concentrada de toda la información relativa a un tema específico o de interés para la colectividad.

Bajo este tenor que se está ante un proceso de modernizacio?n en la materia, que surge a partir de la necesidad de entregar mayor acceso a la información que el gobierno posee. Para esto se promueve dejar atrás la cultura de la secrecía en el servicio público, el menester de aprovechar las nuevas tecnologías, así como lograr una efectiva gestión documental.

Lamentablemente esto no es suficiente, si bien es cierto, la transparencia es uno de los pilares de la democracia, ya que esta solo cumplirá con su propósito si existe un escrutinio constante por parte de la ciudadanía y se crean mecanismos más eficientes de rendición de cuentas y combate a la corrupción.

El ejercicio del poder público debe ser en público y solo encuentra cabida en un gobierno que tiene apertura a ser vigilado constantemente, reconociendo la toral importancia de fomentar la participación ciudadana, lo que conllevará a un ejercicio más sano.

La transparencia y la rendición de cuentas son dos principios que se deben yuxtaponer en su aplicación, y no pensar en ellos de manera aislada. No existen premisas que se conjuguen de manera tan armónica para procurar un mejor gobierno.

Cada integrante del servicio público se encuentra concatenado con el resto de la administración, por lo que la conducta viciada de cualquier eslabón conlleva un incorrecto actuar de la administración en su integridad.

Como sociedad acusamos nuestro hartazgo ante la falta de consecuencias del incorrecto actuar de muchos servidores públicos y más por la falta de rendición de cuentas.

Todos los niveles de gobierno deben estrechar las acciones que se siguen para el combate a la corrupción, y nuestros legisladores ahora deben iniciar reformas estructurales para lograr una correcta fiscalización de los recursos públicos, donde la autoridad competente sea verdaderamente autónoma y técnica, no, como ha sido últimamente, un instrumento político y de negocio de su titular.

Es urgentemente necesario replantear el sistema vigente en materia de responsabilidades, ya sea penales, políticas o administrativas. Exijamos que quede patente el hecho de que la soberanía de la Nación reside en el pueblo, siendo este el que manda y ahora en unísono demanda un gobierno de ellos, mas no de algunos que como slogan se digan ciudadanos.

En este mismo sentido es necesario se apruebe ya la eliminación de ese privilegio indebido que gozan algunos diputados y funcionarios públicos llamado "fuero", que tiene como objeto que no puedan ser detenidos por supuestos delitos, hasta que el propio Congreso, mediante un juicio de procedencia les retire este privilegio.

Hemos visto a nivel nacional y local, miles de abusos amparados en esa impunidad que les da "el fuero", por lo que desde la legislatura pasada Héctor Pizano, entonces diputado, presentó una iniciativa con objeto de desaparecerlo, denominada #FueraElFuero, y ahora se presenta una similar que también replantea el juicio político.

hromero@correduria58.com