Auditoría Ciudadana

La Reforma Fiscal en Jalisco

Los operadores políticos del  Gobernador le pintan un panorama muy distinto a la realidad, ya que, solo en el papel hay una buena relación entre el Estado y los empresarios. No ven aún que importantes empresarios están emigrando al Partido de Enrique Alfaro, y el Secretario de Promoción Económica no logra verdaderos acercamientos con este sector; posiblemente considera que comer con algunos  dirigentes de cúpulas empresariales basta.

Los empresarios están molestos por la Reforma Fiscal federal, por lo que ahora el Gobierno del Estado evidenció muy poco cálculo y tacto político, enviando una iniciativa de Reformas a las principales Leyes fiscales del Estado, principalmente Código Fiscal, Ley de Hacienda del Estado, Ley de coordinación fiscal, Ley de Ingresos, entre otras. Se va a empatar la vigencia de éstas con el efecto monetario, directo en el bolsillo del empresario en los primeros meses de 2015 de la reforma fiscal de Peña Nieto. Simplemente se copia parte de las obligaciones en sanciones y contabilidad electrónica establecidas por la Federación, aumentando la carga a los Corredores y Notarios.

No necesitamos una reforma fiscal buscando mayor recaudación estableciendo obligaciones similares a las del Código Fiscal Federal, resulta imperativo que se busque con ésta promover la inversión y el ahorro.  No es momento para pelear con los contribuyentes o estos cobrarán la factura en la elección próxima.

Es un clamor derogar el cobro del Impuesto sobre Negocios Jurídicos, lo único que provoca es que muchas operaciones se formalicen en estados vecinos tales como Colima o Nayarit y solo se ajusta para cobrar más, se insiste además en un exagerado cobro por inscribir en el Registro Público actos de fe pública ya sea ante Corredores Públicos o Notarios de otros estados, en franca violación al artículo 121 Constitucional que prescribe que en cada Estado de la Federacio?n se dara? entera fe y cre?dito de los actos pu?blicos, registros de todos los otros, luego entonces no debe estar sujeto a un alto pago de Derechos cuyo cobro en Jalisco ya se discute incluso en el Senado. Olvidaron en la Ley de Hacienda regresar la exención del Impuesto de Negocios Jurídicos a las operaciones que deriven de acuerdos ante Mediadores bajo la normatividad del Instituto de Justicia Alternativa, la esperamos en la Ley de Ingresos.  ¿Para qué quiere el Estado mayor información de los contribuyentes si prácticamente NUNCA realiza auditorías para fiscalizar impuestos estatales?

La prioridad debe centrarse en aumentar índices de confianza y mejorar la percepción de la comunidad del alto grado de corrupción en todos los niveles de gobierno, inclusive en algunas Salas del Supremo Tribunal de Justicia, ya no digamos, del Auditor Superior del Estado que valida todas las cuentas públicas del Estado sin ninguna observación, situación imposible. ¿O acaso de la noche a la mañana se volvieron tan honrados y responsables todos nuestros políticos?

Si la Auditoría Superior de la Federación encontró tantas irregularidades en las cuentas del los Juegos Panamericanos y el Auditor Estatal no encontró nada? ¿Casualidad, falta de capacidad técnica, complicidad o corrupción? ¿Por qué no investigar la corrupción ya conocida por todos en el Congreso del Estado? Argüelles, otros diputados y Auditor que, según consignó la prensa se repartieron millones de pesos, estos se burlan del Ejecutivo, de ustedes señores Diputados, de la fiscalía  y ustedes ¿qué hacen? Ni el Gobierno del Estado ni los ayuntamientos cumplen aún con la totalidad de obligaciones de la Ley de Contabilidad gubernamental.

Urge en Jalisco una amplia discusión para que la Auditoría Superior del Estado sea un verdadero órgano público autónomo y trasparente. No se puede hablar de Democracia sin una verdadera trasparencia y rendición de cuentas o ¿Hay que federalizarlos como sucedió con los órganos electorales estatales?

De última hora, el SAT ya reculó parcialmente en el tema del inicio de la obligación de la contabilidad electrónica como lo habíamos anunciado y Jalisco queriendo obligar a ello, es irrisorio.

 

hromero@correduria58.com