Auditoría Ciudadana

Mercado Alcalde

Enrique Alfaro demostró tener la piel muy sensible ante algunos señalamientos de la prensa, en especial a una encuesta de un medio de comunicación local cuyo resultado arrojó una baja considerable de su imagen y en lugar de analizar las causas de las respuestas de los encuestados, se limitó a descalificar al medio, diciendo que la publicación había sido en venganza porque su gobierno no les había pagado lo que en el medio se llama chayote, y que consiste en recibir dinero a cambio de publicidad favorable, por supuesto el medio de comunicación no se quedó atrás y reviró dando a conocer la calidad de la empresa encuestadora y la metodología empleada. Lo que queda cada vez más claro, es que el talón de Aquiles del amigo Alfaro, es su poca tolerancia y su trato hacia la prensa. El ejercicio del poder desgasta.

Si hablamos de encuestas en la zona metropolitana curiosamente los puntos que baja Alfaro los sube Pablo Lemus y Alberto Uribe se mantiene con una alta aceptación, y ahora que Alfaro regresa nuevamente de sus merecidas vacaciones, se encuentra con varios frentes que resolver, el primero la oposición de algunos conocedores del tema en cuanto a la restauración de La Minerva, donde a dicho de estos, no existe proyecto ejecutivo, y ante los cuestionamientos de la prensa, solo les señaló que: “va a costar lo que tenga que costar y punto”, sin embargo lo que no se dice es que la restauración ya se asignó directamente, esto es, sin concurso alguno, situación que se repite cada vez más frecuentemente, recordemos las multimillonarias asignaciones a empresas como La Covacha, Indatcom, Eu Zen, entre otras.

Lo malo no es que Alfaro haga las asignaciones directas, simplemente aprovecha facilidades que están en la ley y que ninguna organización o partido político ha solicitado se modifique. Me queda claro que ni el partido político en el poder a nivel estatal y menos la mayoría en el Congreso del Estado lo impulsará. Uno de los principales puntos de corrupción en todos los niveles, son precisamente las asignaciones directas tanto de compras como de obra pública ya que se aprovecha para, hacer negocios, agradecer “méritos de campaña” o en su defecto, hacer guardaditos para la campaña que viene. Insisto que todos los cambios impulsados por la #Ley3de3 son insuficientes si no se elimina la gran discrecionalidad para las asignaciones directas en los tres niveles de gobierno.

Otro frente innecesario fue decirle irresponsable al presidente del Colegio de Ingenieros por haber señalado el número de mercados que a juicio de ese organismo se encuentran en situaciones de riesgo, ya que a juicio del edil son menos a los señalados, situación que no ameritaba el trato señalado. Solo basta entrar a cualquier mercado municipal y ver en el deplorable estado en el que se encuentra. San Juan de Dios, solo como ejemplo, es una bomba de tiempo, instalaciones eléctricas defectuosas, ya no se diga las graves fallas estructurales del inmueble, pésimas e improvisadas instalaciones de gas, ningún extintor visible, estoy seguro que si Protección Civil efectuará una visita verdadera lo clausuraría de inmediato, ah, pero olvidaba, ese mercado es tierra de nadie y la autoridad municipal no lo administra, tal y como sucede en muchos otros mercados.

El día del incendio en el Mercado Alcalde la autoridad municipal brillo por su ausencia, al alcalde interino, Marco Valerio, nadie lo vio, y tuvo su jefe que interrumpir sus vacaciones para, vía redes sociales, informar que el incendio había sido controlado.

De los originales locatarios casi nada se conoce, ya que la mayoría subarriendan sus espacios o los traspasaron hace tiempo en cantidades multimillonarias. La regulación de mercados no sólo debe quedar en lo físico, se debe recuperar la rectoría municipal y convertirlos, en beneficio de la sociedad en entes pagadores, a valor de mercado, por los espacios que ocupan. La gran mayoría ya no cumplen un fin social.

Donde no acabamos de entender qué pasa es en el PRI, nadie entiende el nombramiento del nuevo presidente del CEN de ese partido, donde se privilegia la amistad con el presidente, por lo que muchos miembros de ese partido reprueban su nombramiento, ellos esperaban a alguien que hubiera iniciado pintando bardas y volanteando.

hromero@correduria58.com