Auditoría Ciudadana

Fiscal Electoral II

Todo indica que el único aspirante, como lo señalamos en esta misma columna, a la Fiscalía Especial en Delitos Electorales que cumplió con todos los requisitos y que además cuenta de verdad con la simpatía y beneplácito de los diferentes actores, tanto políticos como económicos del estado, es el joven abogado Ricardo Suro; quienes lo conocemos estamos convencidos que realizará excelente desempeño de dicho cargo, en forma por demás trasparente e imparcial. 

Cambiando un poco de tema, la segunda sala de la Suprema Corte de Justica por fin estipuló a favor de los contribuyentes al resolver este miércoles una jurisprudencia obligatoria, al señalar que los comprobantes fiscales emitidos por establecimientos no autorizados pueden tener efectos ante el SAT para deducciones o acreditamientos, siempre y cuando se pueda verificar la validez de la operación respectiva, ya que los vicios que puedan contener los mismos son atribuibles al tercero emisor, por lo que la eficacia del comprobante quedará sujeta a la fiscalización que lleve a cabo la autoridad hacendaria y el contribuyente podrá acreditar la operación de que se trate a través de los medios de convicción que tenga a su alcance, situación que parece razonable, ya que la autoridad fiscal rechaza deducciones por situaciones ajenas al contribuyente en muchos casos.

Una vergüenza internacional la masacre de estudiantes normalistas en Guerrero, situación que nunca debió pasar, pero también penoso el conflicto y golpeteo político que quieren aprovechar las tribus de la izquierda para llevar agua a su molino, que permitió que hasta su líder ideológico, Cuauhtémoc Cárdenas, fuera apedreado, y que un noticiero radiofónico, vocero de la izquerda, entrevistara al señor de las ligas, Rene Bejarano, el cual puede expresarse a sus anchas con esa calidad moral que goza.

Los señores notarios mandaron una reforma a la Ley del Notariado del Estado de Jalisco, la cual pretende limitar una serie de facultades al Ejecutivo del estado, situación que nunca autorizará este, pero además, en forma por demás discriminatoria, señalan que la notaria pública es incompatible sin señalar motivo ni justificación alguna, con la actividad de la correduría pública, olvidando que hay muchos señores notarios que además son corredores públicos. Peligrosa iniciativa en épocas electorales, veremos quien la avala.

 

hromero@correduria58.com