Auditoría Ciudadana

Festival del Globo

Mucho escándalo se generó por los problemas de logística en el pueblo mágico de Tapalpa por el Festival del Globo, espectáculo que tuvo tal éxito en cuanto a la asistencia de gente, que se convirtió, a decir de algunos, en un fracaso. Los organizadores y el Ayuntamiento de Tapalpa fueron rebasados por el exagerado número de asistentes.

Efectivamente fue un error organizar un evento de tal magnitud que iniciara en los días santos, esto multiplicó el número de asistentes, provocando que se colapsaran los caminos de acceso al evento, generando embotellamientos de más de tres horas, todo esto aunado a que mucha gente jamás leyó el programa del evento y no se percató que el sábado no había programado ningún vuelo de globos, y que el domingo no pudieran volar por la velocidad de los vientos. Debemos recordar que el globo es uno de los medios de transporte más antiguos, y se basa en un principio físico muy sencillo, el aire caliente tiende a subir, por lo que con quemadores modernos es posible en pocos minutos, al llenarse la burbuja elevarlo, sin embargo, una vez que se eleva, queda a merced de los vientos, y el operador solo puede subir y bajar el globo, más no dirigirlo, por eso solo en condiciones óptimas es posible volarlos, sin riesgos para los pasajeros.

En todo el mundo hay espectáculos con globos, y en nuestro país cobra especial atención el de León, Guanajuato, que ya tienen muchos años organizándolo y mucha gente pretendió compararlo con el de Tapalpa, siendo estos muy diferentes, muchas autoridades pretendían colgarse la medallita del evento y en cuanto vieron que la gente reclamaba la mala organización prefirieron deslindarse y culpar a los organizadores . Penosa la actitud de avestruz, de alguien que se dijo responsable de "eventos especiales" del Gobierno del Estado, quien acusó temerariamente a los organizadores de ser, ojo, "charlatanes" y de haber cometido fraude, convirtiéndose en gratuita vocera del Gobierno del Estado sentenciando: "El Gobierno de Jalisco se deslinda por completo de este evento privado". Yo pensaba que el único legitimado para hablar a nombre del Gobierno del Estado, era precisamente el gobernador, y dudo que Jorge Aristóteles se exprese así de empresarios que arriesgan su dinero en cualquier tipo de evento. La Profeco, ni tarda ni perezosa, se dirigió a Tapalpa, y en un exceso de poder clausuró el festival, en base a 18 quejas de compradores de boletos que jamás habían pedido a los organizadores el reembolso, además que la empresa en ningún momento se negó a reembolsar.

Ya pasados los días, y sin la importante asesoría de "eventos especiales", el festival está funcionando, esperamos que los días que restan sea un éxito, aunque el daño ya está hecho, ojalá y los organizadores no abandonen la plaza, cambien de fecha, el ayuntamiento y protección civil les condicione adecuadamente en el cuidado del público. Para Tapalpa es importante un evento así, aunque el Gobierno del Estado tenga este pueblo tan abandonado, deberíamos invitar al gobernador a ir más a este destino turístico y que vea el abandono de la carretera a la presa del Nogal y la inseguridad que son temas prioritarios.

Algunos funcionarios ya vieron que es negocio, perdón, detectaron la importancia que tiene un evento así para el Estado, por lo que no dudo que tratarán de traerlo directamente ellos. Tapalpa tiene las condiciones ideales para este evento ya que además de los globos involucra actividades de parapente, paracaidismo, senderismo y muchas actividades extremas más.

En estos días se debate en el Senado de la República la posibilidad de que todos nos convirtiéramos en donadores de órganos excepto que expresamente manifestemos lo contrario, debemos apoyar una iniciativa de esta naturaleza ya que afortunadamente la medicina ha avanzado tanto que los trasplantes de órganos ya son operaciones muy seguras con bajo margen de fracaso, lamentablemente pocos hemos manifestado nuestra voluntad de donar órganos, por lo que existe una gran demanda y pocos órganos compatibles. En días pasados me tocó ver de cerca el milagro de una donación ya que esto logró salvar la vida de un gran abogado, Víctor Hugo Pérez Rojas. Cuantas personas como Víctor Hugo se podrán salvar si se aprueba esa importante reforma. Manda un mail a tu senador.

hromero@correduria58.com