Auditoría Ciudadana

Elogio de las instituciones

Todos pensarían que la palabra “elogio” en el título va acompañada de un asomo satírico, lo cual es cierto, no en ánimos de denostar a nuestros funcionarios, pero sí a las Instituciones que dirigen.

El Estado tiene como fundamento la fe de su pueblo en la Justicia, lo cual evidentemente no acontece en Jalisco. El sistema de impartición de justicia se ha convertido en un Coloso de Rodas con pies de barro. La justicia federal opaca por su transparencia, eficacia y menor grado de corruptela a la justicia local, culminando esta última en un sistema endeble, en el cual sí se pretende la verdadera justicia, se requieren grandes caudales de dinero y la capacidad de sobrellevar juicios por varios años.

Las condiciones de cada fuero son diferentes, en la justicia común llegan toneladas de expedientes, por lo que ante mayor cantidad, menor calidad. Otro factor importante son los sueldos, que si bien no son del todo bajos, tampoco son justos para aquellos que laboran en tribunales; pero contrario a lo que imaginaríamos,  algunos funcionarios judiciales no buscan condiciones más dignas y adecuadas por las vías de la legalidad, sino que compensan estas deficiencias aceptando de los litigantes “impulsos procesales”, incluso hay algunos que no quieren acudir a diligencias porque “tú no das propina”.

A otros, ni el Chapulín Colorado podría defenderlos, porque el sueldo se lo toman y terminan prostituyendo la tribuna y vendiéndola al mejor postor.

Causa reticencia el paquete de reformas de Vega Pámanes; en cuanto a los jueces, lo único que lograría sería un Poder Absoluto de la Judicatura dirigido por el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia; en cuanto al presupuesto no existe mayor inconveniente, siempre y cuando se aplique como es debido y ofreciendo mejores condiciones a los de abajo, no a los de arriba como se pretende; lo que sí parece ridículo es que pretendan aumentar la edad de retiro de los magistrados, tomando en cuenta que es un favor que se concede a los inamovibles, o ¿creen que la razón de esta propuesta sea que, entre más viejitos más sabios? La propuesta en ningún momento contempla eliminar la corrupción imperante, hay jueces y Magistrados  altamente capaces e incorruptibles, pero por unos pillos corruptos pierden todos al ser calificados globalmente por la sociedad.

En el Congreso, vaya desfachatez con que se conducen algunos diputados, demostrando que el canal del Congreso bien podría ser transmitido por el Animal Planet. No quiero generalizar, pero nos demuestran con el sentido en que ejercen su honorífica condición desde la curul, que pesa más su partido que sus representados.

A muchos diputados, cuando llegan a ocupar este cargo se les olvida (o no sabían) que los poderes públicos son tripartitas para servir a modo de contrapesos. Hace apenas unos días, decidieron desechar solicitudes de juicio político contra algunos de los políticos más controvertidos de las últimas décadas, a modo de favores y antes de que termine la actual Legislatura.

Si bien la mayoría fueron sorpresivo, el caso del Auditor Godoy es distinto, creo que hubiera sido utópico pensar que procedería un juicio político en su contra, mientras aún tenga pendientes cuentas públicas por auditar, o haya omitido ejercer acción alguna por concepto de irregularidades en contra de algún hoy diputado o sus protectores, en esa dependencia solo se lavan y planchan cuentas públicas a modo.

El Ejecutivo es la piedra angular del Estado, es quien se encarga de que las cosas realmente se lleven a cabo, pero es una pena que no pueda funcionar de la mano de un solo hombre; requiere un cuerpo colegiado con un líder, lo que es distinto. Se ha concebido erróneamente la meritocracia. Los méritos no se deben medir en favores, o por el tiempo y lealtad mostrada dentro de los partidos; esta debe significar preparación, capacitación y experiencia para ocupar un cargo público.

En la actual gestión no se ha tomado en cuenta para designar a varios integrantes del gabinete, no porque sean malos o incapaces, sino porque no cumplen con el perfil idóneo. La forma de hacer política de antaño solamente conlleva al abismo para un político, ser desconocido por su pueblo y odiado por el mismo. Apoyemos #UberSeQueda

 

hromero@correduria58.com