Auditoría Ciudadana

Diputados federales

Una de las grandes inquietudes para propios y extraños es el motivo por el cual en el listado que diera a conocer el PRI de algunos candidatos a diputados federales no apareciera el nombre del actual diputado local Héctor Pizano Ramos,  quien ha llevado, reconocido por diputados de todas las fracciones, una excelente conducción de la Comisión de Justicia del Congreso local que permitió, no obstante, el atraso al inicio del sexenio, situar a nuestro Estado en uno de los primeros en cumplir con las reformas legales necesarias para la implementación de los llamados juicios orales, además de las excelentes cuentas que ha dado a su partido político como uno de los secretarios ejecutivos del Consejo Nacional y además uno de los vicepresidentes de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (COPECOL)  además de los resultados operados en la campaña presidencial, por eso extrañó a sus compañeros diputados y seguidores priistas no verlo incluido en las listas dadas a conocer ya, esperemos sea incluido en una de las plurinominales o de los distritos no listados aún. El delegado especial del PRI, Fernando Moreno Peña, debe poner mucha atención en esta situación ya que no sería conveniente para ese partido político que jóvenes políticos se vayan de sus filas por intrigas, debe estar en chino eso. O esto viene a corroborar que la lealtad a veces no se paga y menos se agradece.

Hablando de la Comisión de Justicia, el Instituto de Justicia Alternativa debe estar de placeres ya que se incluyó en la Ley de Hacienda del Estado una exención, casi total, del Impuesto de Negocios Jurídicos, nefasto impuesto estatal, a los asuntos donde se celebren convenios derivados de métodos alternativos de solución de conflictos ya sea mediación, negociación o arbitraje, siendo esto, un impulso a la adopción de este tipo de solución de conflictos, infórmate de este tipo de soluciones.

En el caso de la elección del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo que quedó claro es, que el presidente Peña Nieto no logró imponer a su candidato, más bien pareciera que la partida la ganó el expresidente Calderón, y además se demostró públicamente lo dividido que está el máximo tribunal de justicia de la nación. Gran reto tiene el nuevo presidente, además de justificar ante la ciudadanía el exagerado sueldo que tienen los Ministros de la Corte y más su presidente en turno.

Tanto el presidente de la República como nuestro gobernador han detenido importantes cambios en sus gabinetes, situación que empieza a provocar desconfianza en la ciudadanía, o confían en sus secretarios, a pesar de las grandes pifias de algunos, o esperan los acomodos naturales derivados de la recomposición de fuerzas después de los movimientos derivados de las candidaturas ya registradas, esperemos los movimientos de los demás partidos políticos.

Debemos dar un tip a los señores que presumen ser fiscalistas, ¿vieron los cambios propuestos por el ejecutivo estatal al Código Fiscal de Estado y otras leyes locales?, porque pareciera que les encantaron ya que nadie las comentó, menos algunos contadores tan afectos a decir que todos los cambios en las leyes fiscales son, como ellos dice, anticonstitucionales.

En el tema de la obligación de subir la contabilidad de las empresas al SAT, situación fuera de toda lógica, se acerca la fecha para que los contribuyentes presenten juicios de amparo contra esa inconstitucional obligación, o usted le va a comunicar al SAT, sus listados de clientes, proveedores, etc. incluyendo por ende el now-how de su empresa, porque la confidencialidad no es un tema que algunos funcionarios hacendarios les apure, se esperan tantos juicios de amparo que la Corte ya designó un Tribunal Auxiliar para atender ese masivo amparo, pero no vemos que las organizaciones patronales, tan afines al gobierno en turno, recomienden a sus agremiados inter-poner juicio de amparo. Consulte a su fiscalista. Al tiempo.

 

hromero@correduria58.com