Auditoría Ciudadana

Cuentas claras, amistades largas

Últimamente he estado divagando respecto de la concepción de la palabra éxito para un país, más aún cuando surgieron opiniones respecto de que México estaba encaminado a convertirse en un estado fallido; sin embargo no pude llegar a una conclusión concreta, ya que existen varios criterios, que desde mi punto de vista deben ser tomados en cuenta, como lo son el económico y financiero; el respeto a los derechos humanos, un sistema judicial efectivo y el cumplimiento de la ley;  y creo que el más importante, la efectividad de su sistema de gobierno e instituciones, ya que de éste dependen directa o indirectamente el resto de los antes mencionados.

Este último no puede cumplirse sino mediante la implementación de un sistema de transparencia y rigurosa vigilancia hacia quienes ostenten los cargos públicos, cuestiones que se encuentran concatenadas, ya que sin la transparencia no podemos estar en posibilidades de llevar a cabo la vigilancia de manera correcta y con conocimiento de causa.

Imperativamente una reforma en este sentido, debe venir de la mano del una reforma judicial, donde sean sancionados todos los actos de corrupción a través de un órgano técnico y capacitado en el tema de cuentas públicas, para así evitar que como en muchas ramas de nuestro sistema, los culpables queden impunes.

Esto suena bastante utópico ¿no? ¿Acaso nuestros legisladores voltearán la cabeza, no a donde les conviene, sino a donde nuestro país debe dirigir su rumbo y presentar una iniciativa en este sentido?

Pues lo que sucedió no fue exactamente esto, nuestros “representantes” no mostraron su capacidad legislativa y rompieron paradigmas sino que fueron los propios ciudadanos, quienes atendiendo una necesidad social optaron por no callar y levantar la mano, haciendo ejercicio de sus derechos políticos y democráticos, presentaron a través de la agrupación Sociedad Civil Unida una propuesta de creación de un Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), que abarca cuatro reformas trascendentes, si te piden tu voto condiciona que se comprometan a adoptarlos:

a) Tribunal de cuentas: esta proposición exhorta al Congreso a que cree un órgano jurisdiccional constitucionalmente autónomo, pluripersonal y responsable de prevenir, investigar posibles actos de corrupción, recibir quejas y denuncias, verificar su procedencia y proteger al denunciante, así como sancionar actos de corrupción en el ámbito de su competencia.

b) Fiscalía Anticorrupción: Se propone de igual forma una Fiscalía Anticorrupción independiente y especializada en investigar, integrar y someter expedientes a consideración de jueces penales en casos de corrupción. Deberá contar con personal altamente capacitado, autonomía funcional, presupuestal y de gestión y elevados y eficaces controles de confianza.

c) El mejoramiento de la Secretaría de la Función Pública, que cuente con facultades suficientes para mantener la legalidad en el ejercicio del servicio público, y para evaluar el desempeño de políticas y programas; esto dado que la actual carece de facultades, opera bajo un presupuesto irrisorio y sin recursos humanos y técnicos para cumplir con una función de tal envergadura.

d) Además se propone una reforma al actual órgano de vigilancia encargado de velar por un adecuado gasto público; se intenta que Auditoría Superior de la Federación tenga autonomía e independencia respecto los demás poderes, facultada para auditar el ejercicio en curso y los ejercicios fiscales anteriores; y obligada a publicar oportunamente sus conclusiones y hallazgos.

Veremos cuál es la respuesta de nuestros representantes y actuales legisladores, así como la aceptación e implementación que simultáneamente debería de darse en todos los estados de la República, en Jalisco ya tenemos una amarga experiencia con el caso del Auditor Superior del Estado, que los medios de comunicación han señalado como altamente corrupto y de estar vendido a los políticos en turno, por lo que sus cuentas públicas siempre salen en ceros, esto es, son tan perfectos que nunca tienen nada qué observarles a las cuentas que estos presentan. ¿Usted se va con el cuento de que las cuentas públicas del Gobierno del Estado en la Administración de Emilio, ayuntamientos, Juegos Panamericanos, etc. Siempre salieron limpios?. Por favor.

 

hromero@correduria58.com