#ANDO Moreleando

Inequidad de género

Hace unos cuantos días me preguntaban cuál creía que era el aspecto más importante que inhibiera el desarrollo de la mujer. Ubicándome en el panorama nacional, no titubeé en contestar “la violencia”. México es un país violentado.

Tenemos comunidades indígenas que han sido desplazadas forzosamente para utilizar el área en asuntos de intereses privados, inmigrantes centroamericanos a los que se les niega el apoyo político aun cuando en su país de origen sus vidas corren peligro, y un creciente número de casos de violaciones a derechos humanos.  

Y es que hay muchas maneras de ejercer la violencia. Johan Galtung, distinguido sociólogo noruego, introdujo un esquema para entender la manera en la que se genera la violencia. Expuso un modelo, llamado “el triángulo de la violencia”, en el que la compara a un iceberg.

En este modelo, la punta del mismo es identificada como “violencia directa”, y se refiere al tipo de violencia más visible. Ésta se refleja en comportamientos y responde a los otros dos vértices del triángulo: la violencia cultural y la violencia estructural. 

La violencia cultural se concreta en actitudes y justifica otros actos violentos, es decir, crea un marco legitimador de la violencia. La violencia estructural, resaltada por Galtung como la peor de las tres, hace referencia a todas las estructuras que no permiten la satisfacción de necesidades y derechos de ciertos grupos de personas y se concreta en la negación de las mismas. 

Los tres tipos de violencia expuestos porGaltung se relacionan entre sí.

En el caso particular de la inequidad de género, la violencia directa se relaciona a la cultural, que por su parte responde a la violencia estructural. Siguiendo este hilo, podemos entender que la negación de derechos equitativos a ambos sexos no se debe sólo a una concepción social de roles de género.

Detrás de ello hay estructuras funcionando de tal manera que, con sus restricciones y permisiones, crean el escenario perfecto para que la sociedad, inmersa en dichas estructuras, las adopte como cultura y ejecute de manera directa e inconsciente. 

En otras palabras, la falta de legislación y óptima aplicación de las leyes ya existentes para impulsar la equidad de género en México se traduce a estereotipos creados y reforzados culturalmente que justifican ataques directos tales como acoso por redes sociales, violencia doméstica, y tráfico humano, por mencionar algunos.

De acuerdo a Galtung, para solucionar conflictos sociales que se han generado gracias a la violencia, se debe actuar sobre los tres vértices del triángulo. Y entonces, ¿cuál atendemos primero?



@moreleandotrc