#Andomoreleando

El político ejemplar

El 9 de agosto de 1974, hubo un evento sin precedentes en la naciónmáspoderosa del mundo, el presidente de Los Estados Unidos  anunciaba su renuncia. El escándalo de Watergate causo mucha polémica y Richard Nixon fue  crucificado. Al final de cuentas acepto los cargos y decidió ver por el bien de una nación que por sus meros intereses personales (asímás o menos lo dijo en su discurso de renuncia). Yo me  cuestiono muchísimo, “¿hubo algún acto honorable en esto?”Aquí hay 2 puntos, Elprimero que la ciudadanía lo expuso y le pidió rendir cuentas y el segundo fue el aceptar su error y estar dispuesto a pagar las consecuencias.

¿A donde voy con todo esto?

Me concentro en el tema de aceptación y tomar responsabilidad. Al final de cuentas, Nixon,  dio la cara, se hizo responsable de sus actos yacepto las consecuencias.  Algo que no sucede muy a menudo con nuestros líderes de la clase política en México. ¿Apoco no les hubiera gustado que en la crisis de la casa blanca el presidente hubiera aceptado lo obvio? Imaginen que hubiera salido a decir “He cometido un error y estoy dispuesto a pagar las consecuencias y reparar el daño causado”. Claro que suena utópico e irreal, pero apoco preferimos comentarios como “han manchado mi imagen y todo lo que dice la prensa es una mentira”.Claro que nos enojan los actos de corrupción y mucho,  pero yo creo que nos enerva más que lo nieguen y que finjanque nada está pasando.  Yo no sé si sus asesores les digan “no aceptes, niega todo porque te vas a ver más débil, o vayas a perder más votos”.

 A menor escala, en cualquier municipio, con la cantidad de obras mediocres y donde se tienen que hacer varias veces o “parchar” por la baja calidad, que no estaría increíble que el director de Obras Publicas y el Alcalde tengan los pantalones de dar la cara? Creo que esto les haría ganar el respeto de toda la ciudadanía y quizá ganar más votos, que al parecer, es de lo que másestá hambrientos.

Y ustedes,  ¿que prefieren?

“En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario” George Orwell


@moreleandotrc