#Andomoreleando

Nuestra identidad ¿Real o ficticia?

Recuerdo que en la secundaria me obsesioné por escuchar Heavy Metal: Exodus, Pantera, Anthrax, Danzig, entre otros. En esa etapa ya había decido rebelarme y no querer ser un “niño bueno”, quería ser una especie de James Dean en la cinta “Rebelde sin causa” y, aunque en mi caso sí tenía una causa queaún era oculta para mí. ¿Cuál era? Mi confusión.No sabíaquién diablos era Yo y notenía un sentido centrado de mí. Nohabía formado carácter y tenía la urgente necesidad de diferenciarme del mundo, de los demás, de sentirme especial y reconocido. No sabía niqué onda conmigo, pero sísabíacómoNo quería ser. Así que decidí irme por el camino deldesafío y escuchar música de metal pesado. Me encantaba quedarme hasta la madrugada viendo videos en MTV de Headbangers Ball donde ponían los videosde la música “más pesada del momento” yyo me sentía realizado por pertenecer a ese grupo selecto, no me importaba si me gustaba tanto la música o no, el chiste es que yo era único o de los pocos que la oía y por lo tanto, en el momento en que algunos decían escuchar estas rolas o se ponían de moda,inmediatamente yo dejaba deconsiderarme “digno” de escucharlas y me escudaba diciendo que era muy comercial. Estaba atrapado en una cárcel propia de orgullo, donde no podía disfrutar lo que me gustaba, no podía dar tributo a otros que reconocían este mismo gusto que yo, ni dar tributo a canciones que en el fondo sí me gustaban¡Ya no me podía dar esa libertad!Al final de cuentas ya era tanta mi falsedad que un día exploté oyendo, creoque a Yuri y me dejé disfrutarla ya me dije ¡La neta sí me gusta!¿Para qué me hago? Digo esto porque el problema de ser “desafiante” lo llevo conmigo y lucho a diario con él, me puedo confundir con los libros que leo, cosas que hago y siempre creo que puedo desafiar todo. Puedo ver que hay personas que escogen ciertas actitudes y costumbres y dicen “Yo soy así, asínací, y así me gusta vivir”, puede ser que digan:Yo soy conservador. Yo soy hipster.Yo soy un hombre de trabajo, de familia etc..” que, por otro lado pudieran ser otras formas de estar confundidos y encerrarse sólo enese tipo de experiencias de vida, limitándose a vivir otras ydiversas formas de expresarse, que muchas veces no se lo permiten por miedo al “quédirán”.Algo en lo que muchos caemos al tratarnos de identificarnos, como me pasó y me sigue pasando, pero que cada día me lleva al camino de empezar a conectarme con mi esencia y ser másauténtico, de estar orgulloso de mis características, de mi familia, mi físico, mi pasado, mis frustraciones, mis logros y, curiosamente como efecto de este trabajo me he hecho  más compasivo y con más sentido de apoyar causar humanitarias. Toco este tema porque veo muchísimas personas atendiendo temas en las comunidades, en el gobierno, en los medios y muchas personas que exponen sus puntos de vista y que incluso toman posturas agresivas en cuanto ciertos temas políticos  teniendo efectos a veces un poco desastrosos.  Creo fundamentalmente importante, que todas las personas hagamos un viaje interno para conocernos, sermás honestos, transparentes, conocer nuestros límites y no querer aparentar ser“diferentes”sólo como efecto de querer llenar un vacío interno, probar un punto o engrandecer nuestra imagen, creo que a la inversa, el efecto de esto es que tengamos una comunidad más tolerante ypacífica. 


aizcorbe@gmail.com