Voces Ibero

Elena Garro y el realismo mágico

Una de las máximas satisfacciones de mi trabajo académico es el del análisis literario. En esta ocasión, les comparto un aspecto de algunos cuentos de Elena Garro, una de las principales exponentes del realismo mágico en México. Estas reflexiones forman parte de mi tesis de posgrado presentado en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, denominado: La culpa es de los tlaxcaltecas y una mujer sin cocina, una lectura desde la teoría de la recepción.
Según la visión magicorrealista del mundo, la realidad tiene una cualidad de ensueño que se capta con la presentación de yuxtaposiciones inverosímiles con un estilo muy objetivo, ultrapreciso y aparentemente sencillo. El cuadro, cuento o novela magicorrealista es predominantemente realista con un tema cotidiano, pero contiene un elemento inesperado o improbable que crea un efecto extraño, dejando asombrado al espectador o lector. (Seymour Menton37)
Elena Garro  cumple con estas condiciones por:
1.- El recurso temporal de su narrativa no es lineal, es más bien móvil, con sorpresivas salidas dentro de la secuencia real que vamos leyendo, se infiltran giros accidentales. Hay regresiones continuas en el tiempo narrativo, éste es elástico y dúctil, es posible introducirse y salir de él con facilidad, esperar a que se cierre, escapar. Por ejemplo en el cuento La culpa es de los tlaxcaltecas: “El tiempo había dado la vuelta completa, como cuando ves una postal y luego la vuelves para ver lo que hay escrito atrás” (GarroLa culpa12)
2.-  Los personajes mutan, vuelan, se vuelven niños, se convierten en perros, atraviesan paredes, logran magníficamente la creación de ambientes nostálgicos, a su vez que fantásticos que sorprenden al lector. En el segmento final de La corona de Fedegunda repentinamente crece un muro a la entrada de la fonda, lo que hace desaparecer los problemas de las protagonistas con los dueños del hostal.
3.- El universo de la escritura de Garro, es dual: co-existen paralelamente lo inverosímil y lo real, lo fantástico y lo lógico, o efímero y lo atemporal es una característica presente en casi toda su obra, cito un párrafo del cuento Qué hora es  en el que se empalman dos tiempos y dos espacios disímiles “En ese momento me fui a vivir a otro palacio, aunque aparentemente seguí durmiendo en el cuarto de la casa de Ignacio” (Garro La culpa 54).
4.- Los segmentos de sus relatos son cortos y se sobreponen sobre lo real como las alucinaciones, el ambiente de sus relatos es como si soñara, aparecen tal y cómo acontecen en nuestra conciencia, con imágenes difusas, en períodos cortos e incoherentes, escenarios contrapuestos,  entreverando personajes en vida con los que ya fallecieron.“Cuando llegue y me busque… No tuve tiempo de acabar mi pensamiento porque me hallé en el anochecer de la ciudad de México”. (Garro La culpa 27).  
Descubran ustedes a Elena Garro, sin duda, una mujer mágica.


guiomara.alvarado@iberotorreon.edu.mx