Voces Ibero

Ciencia ficción y fantasía

Se define a la ciencia ficción como un híbrido entre el conocimiento científico real y la habilidad narrativa, quienes se destacan en este género han logrado proyectar un mundo futuro que no necesariamente ocurre en el espacio sideral.Solicitamos genios y científicos en nuestro contexto cercano y lejano. Intelectuales que logren poder imaginar mundos posibles, basados solamente en la tecnología de su tiempo y explotar a la Ciencia en la imaginación para que ésta camine independientemente en el futuro, tomarla de la mano y enseñarle sus primeros pasos preñados de infinitas venturas.Ejemplos de esto serían Robert L. Stevenson, Herbert George Wells, Julio Verne, George Orwell, AldousHuxley, RayBradbury o Arthur C. Clarke, entre otros. Su genialidad reside en el hecho de haber  proyectado con tino, el mundo actual que sobrevivimos todos. Un cosmos terrícola en el que las cámaras nos captan en cada espacio de convivencia, un satélite que puede entrar hasta el interior de un edificio, una clave que abre o cierra información, los datos del ciudadano compartido,  como lo somos para las instituciones bancarias.H.G Wells nos regaló una variedad de ejemplos, desde la inquietante duda acerca de lo que sucede en el centro de la tierra, hasta la posibilidad del hombre de volverse invisible. Muchos de mi generación vimos las versiones fílmicas  de su libro  Veinte mil Leguas de Viaje Submarino donde se describen las maravillas del Nautilius comandado por el Capitán Nemo, quien busca salvar de los hombres a esa máquina extraordinaria que representa el submarino.La proyección que hace George Orwell  en su libro 1984 sobre “El gran hermano” que  fundamenta seria y científicamente la teoría del “Big Brother” , ese gran ojo vigilante que persigue el paso y actividades de todos los ciudadanos. Esa cámara oculta que nos “cuida” de todo menos de nuestra violencia. Ese gps y chip que creemos va a salvarnos del salvajismo y que sin embargo nos tienen bien identificados.Bradbury nos relata la quema de libros de Fahrenheit 451, hace repensar acerca de los libros que han pasado a guardarse en los anaqueles enmohecidos de las bibliotecas, enciclopedias que ya nadie consulta, pues la rapidez del internet ha pasado a incendiarlos. Describe también las pantallas interactivas donde losprotagonistas son “narcotizados” con imágenes virtuales de su familia imaginaria.Y qué decir de un mundo sin errores, ni familia, ni lazos afectivos como el que plantea Huxley en el que es posible programar al hombre por fertilización in vitro para servir a la sociedad y ofrecerle el prototipo de acuerdo a las capacidades genéticas funcionales. Arthur C. Clark visionó  además de una evolución del hombre, vista en síntesis, en Odisea 2001, avizora la tecnología de los Ipads en los que podemos comunicarnos a través de aparatos pequeños e interactuar con el otro viendo su imagen en tiempo real.….Los invito a leer ciencia ficción. 


guiomara.alvarado@iberotorreon.edu.mx