Entre pares

Resistencia civil fraterna

En el lenguaje florido que parece ser característico de la familia, el hermano incómodo del actual gobernador de Nuevo León, se permitió igualmente por el conducto favorito de los Rodríguez (Facebook), y con su sintaxis peculiar, mandar "A la chingada El Bronco!, A la chingada su medida de quitar el Metro gratis los domingos! Estamos, raza, ya en resistencia civil!".

Culmina así Adex Rodríguez Calderón una serie de diferendos públicos al amparo de su obvio perfil mediático por parentesco, que en fuertes términos ha sostenido con su hermano desde que éste llegó a la gubernatura, sea contra miembros del equipo gobernante o bien contra medidas tomadas por el gobernador independiente, como las relativas a la tenencia y otras similares que han causado polémica social.

Aprovechando su perfil mediático, Adex Rodríguez en su disenso revela además que se dirige "no a los broncoboots", sino "a los ciudadanos que se afectan con las medidas que toma El Bronco en el gobierno", como la iniciativa de cobrar el servicio del Metro los siete días de la semana, a la que califica de "fuera de lugar" y con la que no está de acuerdo, convocando a una "resistencia civil" (cualquier cosa que esto signifique para él) para pedir al Congreso del Estado "que legisle a favor de los domingos gratis en el Metro".

Con lo anterior da por descartado a su hermano y gobernador como un interlocutor político que pueda procesar su impugnación, y se dirige directamente al Congreso del Estado, frente al cual para acabar con el cuadro, reivindica la disposición populista heredada del régimen de Rodrigo Medina como la "única medida tomada bien, por un gobierno después de castigar con tanto al pueblo".

No se sabe si el disenso sistemático de Adex Rodríguez con El Bronco obedece a fracturas de índole intrafamiliar o si es una protesta a la que le asiste el derecho ciudadano de manifestarla, así sea contra su hermano y pecando de rudeza por decir lo menos. Pero está claro que en cualquier caso, políticamente le abre a Jaime Rodríguez un flanco expuesto en su propio territorio que ya una vez trató de controlar, por lo visto sin mayor éxito.

Lo último que le falta al gobernador Jaime Rodríguez es un activista dentro de su propio círculo familiar que le juegue las contras a las medidas que adopta. Un personaje de perfil mediático muy aprovechable para construir una figura política que sería algo así como el independiente bueno del independiente malo. Para allá va que vuela Adex Rodríguez en una ruta que él mismo proclama: "Durante todo el día hemos hablado con organizaciones, civiles, políticas y religiosas, y con los mismos medios, y hemos convocado a una resistencia civil, no daremos cabida a esta iniciativa de que el Metro no sea gratis los domingos". ¿Así o más claro?

Jaime Rodríguez, por su parte, acumula evidencias de falta de previsión y control político, de forma y de fondo, relativas a las disposiciones que adopta, como bien lo ha señalado Luis Petersen en estas mismas páginas. No está claro en efecto si la derogación del beneficio dominical a los usuarios del Metro tendrá un efecto bien calculado en las finanzas de operación del sistema de transporte o si sólo es una medida desesperada para obtener recursos.


gcolin@mail.com