Entre pares

Prueba crucial de congruencia para 'El Bronco'

Llega en breve para Jaime Rodríguez, precedida de un amago de consulta pública, la hora de anunciar en primera prueba formal de congruencia, el primer Gabinete de un gobernador electo de manera independiente en NL.

Histórico en esa medida, entre lo predicado en campaña por el hoy elegido y lo que la apariencia de su equipo proyecte, dependerá con mucho, si los nuevoleoneses refrendan lo que le dieron al Bronco en las urnas.

En busca de ese espaldarazo, semanas atrás Rodríguez puso a consideración del público —a través de redes sociales— algunas ternas de posibles colaboradores suyos. "Don Fernando" (Elizondo) al parecer quedará en espera a que el Congreso estatal le autorice nueva oficina, lo que constituyó crasa imprevisión cuando quizá pudo despachar con la cobertura de la actual Oficina Ejecutiva del gobernador sin malgastar favores diputadiles y abonando a la economía de gestión que dicen van a procurar.

La consulta, aunada a la convocatoria para diseñar el lema y logotipo de la administración rodriguista, fue tildada de "vil engaño" por cazadores cautivos de los menores resbalones del independiente para exhibirlo. Pocos repararon, sin embargo, que ese ejercicio de novedosa insipiencia democrática, desde luego era indicativo y por supuesto no vinculante, ya que legalmente no hay obligación normativa para que un gobernador electo someta a referéndum su Gabinete. Pero sí sirvió para que un sector de la población afín al gobernador entrante se sintiera tomado en cuenta y elevara su involucramiento poselectoral en la cosa pública. Algo de por sí plausible en una sociedad políticamente desmovilizada como la nuevoleonesa.

Jaime Rodríguez —si sofistica sus métodos y hace chispear la creatividad política— tiene en su establecida plataforma de redes sociales una cantera de oportunidad incalculable para movilizar a la población en causas sociales como parte de su plan de gobierno. No sólo para consultas (que pueden acabar desatendidas por rutinarias), sino para resarcir la indudable incapacidad de obra pública que enfrentará su gobierno, mediante convocatorias a campañas ciudadanas específicas. Si El Bronco genera mayores estrategias reales de participación colectiva tiene en las masas que lo siguen, el capital social suficiente para llevarlo a alturas políticas insospechadas.

Lo anterior a condición, claro está, que trate de iguales a quienes en rigor son sus pares: ciudadanos que no porque los llame "raza" dejan de ser, muchos de ellos, calificados profesionales que no tienen porqué conformarse con un premio de kermés parroquial, como una cena con El Bronco si su logotipo es seleccionado. Con razón a los diseñadores gráficos de NL indignó su condescendencia y desvalorización. Una bolsa inocua de cincuenta a setenta mil pesos hubiera sido más decorosa para incentivar a los talentos creativos de la región.

La mayoría de las ternas, sin provocar entusiasmos desmedidos, hasta ahora han sido más o menos bien recibidas con excepción de uno de los propuestos para ocupar la titularidad de la Procuraduría, que no goza de buena fama pública y cuenta con un pasado cuestionable para el puesto. De escoger al personaje objetado, Jaime Rodríguez en opinión de muchos estaría comprando un boleto gratis para el desastre en un área por demás necesitada de orden y limpieza.

Y pondría en riesgo un área de procuración de justicia por demás crítica para lo que deberá solventar el gobierno de Jaime Rodríguez si ha de sobrevivir políticamente: fincar responsabilidades a los funcionarios de la administración saliente, causantes de lo que él mismo y su equipo han calificado de administración plagada de corrupción y financieramente desastrosa.

Por otra parte, el objetado candidato a procurador tendría poquísimas o nulas capacidades para recuperar la administración de justicia postergada de manera atroz para tantos ciudadanos de NL. Con muy pocas excepciones a su interior, la Procuraduría estatal es hoy una de las mayores manchas de oprobio en la administración pública nuevoleonesa. De esa o mayor importancia debería ser la idoneidad de la persona que la dirija. El Bronco no puede equivocarse en esta elección por motivos de compadrazgo.


gcolin@mail.com