Código de Ingreso

¡Cochino! móvil

Lo vi saliendo por la ventana. Mi vecina enfureció con la “inteligencia” de su celular y lo arrojó sin más ni más. Así que mejor la evito uno días, no sea que su mal genio salpique; solo me queda imaginar qué le habrá hecho su “cochino” súper smartphone.

Y es que pasamos de la independencia y la presunción de los 80 cuando quien tenía un móvil era adinerado o muy suertudo (simplemente eso), a la esclavitud en la que hoy nos tiene a todos, ricos y pobres, tan pequeño aparato que incluso lo traemos ya como un reloj. Y lo que viene, ropa, calzado y electrodomésticos, que casi nos leerá el pensamiento, uy qué miedo diría mi vecina.

Ah, eso debió ser, navegando por internet o una aplicación le “adivinó” algo de su vida y se asustó. Ja, eso no sucede, los aparatos no son mágicos funcionan con combinaciones de algoritmos conforme el comportamiento usual de las personas, y proponen. Regularmente le atinan.

Como le atinarán cuando dentro de 15 (cuando tengamos la primera generación de pensionados con Afore), 20 o 30 años un equipo móvil, de la forma más fría y sin dramas, nos muestre el ahorro logrado para pretender vivir sin ser ya parte de la población económicamente activa del país.

La realidad es que solo cuatro de cada 10 mexicanos ahorran en una Afore (sistema de ahorro para el retiro que recién cumplió 20 años de haberse creado), mismos que apenas recibirán 30 por ciento de lo que hoy perciben.

Eso no es ningún truco, un móvil podrá reflejarlo automáticamente en cualquier momento, es más desde hoy pueden verlo (aunque el secretario de Hacienda, José Antonio Meade lo anunciará en unos días más), es sencillo. Bajen una aplicación que se llama Afore Móvil, con CURP y correo electrónico a mano, tendrán la posibilidad de espantarse el sueño un buen rato (o de ocuparse en su futuro, claro).

En esa aplicación podrán consultar dónde está su cuenta y qué institución la administra, registrar a los hijos en una Afore, notificaciones de retiros, domiciliación de ahorro voluntario y otros servicios más, y quizá el más interesante, calcular, estimar y “predecir”.

Incluso los no aforados, los tan llevados y traídos millennials, los empleados por honorarios o bien, con negocios independientes, también tienen la opción de ocuparse un poco de sus años no productivos, y comenzar a ahorrar o a calcular cuánto necesitan a largo plazo.

En el sistema financiero mexicano operan un total de 11 Afore, las personas eligen con cuál estar y posteriormente pueden consultar los rendimientos y comisiones que ofrecen.

Ojo, Carlos Ramírez, presidente de la Consar (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro) lo dice con todas sus letras: “se ahorra poco y aunque el sistema genere los más altos rendimientos es insuficiente, por tanto, esto condena la pensión que mucha gente recibirá y que será menor a sus expectativas”.

La bolsa existe, más de 50 millones de mexicanos en 20 años ha logrado ahorrar alrededor de 3 billones de pesos. Pero si como la vecina, ya entrado en años, un día, se te antoja arrojar el “cochino” móvil por la ventana, será porque tendrás con qué comprarte otro.

@lupitaromero

guadalupe.romero@milenio.com