Código de Ingreso

Recuperar o perder

Mi vecina salió corriendo con una bolsa colgada, sus movimientos eran desordenados y apenas alcanzaban a aferrarse al pasamanos de las escaleras del edificio para lograr dos pisos abajo dirigirse a la salida. Ya fuera, en medio de un eje vial donde todos los vecinos se concentraron, ella callada y ausente solo abrazaba su bolsa negra que colgaba de su arrugado cuello.

Pasados unos minutos, eternos, alguien se acercó a ella y le preguntó si la bolsa que apretaba no le lastimaba, se le arrimó una silla y se le insistió en que descolgara de su delgado cuerpo tan incómoda pertenencia. Ella con desconfianza aceptó la ayuda y se sentó, puso entre sus piernas el bolso y comentó: son mis papeles más importantes, los tengo listos desde hace treinta años, luego del temblor del 85… “no quiero perder lo poco que tengo, son las escrituras del departamento y de una casita que rento, además la copia de mis identificaciones, seguros y pensión; también vienen las cartas de mi finado marido, de cuando se fue a Europa a un congreso de médicos y me extrañaba…”

Y pues dirán lo que quieran, que lo material no importa, que primero hay que salvar la vida, pero creo que mi vecina es muy sabia y lista. Afortunadamente regresó a su departamento, luego de dos horas de haberse sentido el terremoto de 7.1 que sacudió la Ciudad de México el pasado 19 de septiembre, 32 años después del también devastador de 1985. Y mi vecina colgó su bolso detrás de la puerta donde lo tendrá listo por siempre.

Y es que quién está listo para perderlo todo, quién lo está para comprobar qué perdió y reclamarlo. Por eso me llama la atención un comunicado de Propiedades.com que nos comparte cuatro formas de demostrar que se es dueño de un inmueble en caso de no contar con las escrituras por debido a desgracias como la que aún se está viviendo, y tardará, dicen las autoridades, más de un mes en normalizarse o quedar finiquitadas.

Aquí un resumen de los consejos… El sismo del pasado 19 de septiembre dejó 3 mil 848 edificios con diferentes tipos de daños en CdMx en un primer recuento. Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, detalló que las escrituras son el documento que garantiza, valida y dictamina los derechos de propiedad de cada inmueble. Esto está establecido en todos los códigos civiles de los estados.

“Lo primero es buscar una copia con el notario que haya formalizado la compra-venta”, explicó Ximena Ramos, abogada litigante. Esto siempre y cuando el contrato se haya hecho en un plazo menor a los cinco años. En caso de que haya transcurrido más tiempo, el propietario debe acudir al Archivo General de Notarías o a los registros de propiedad locales. Es necesario tener el nombre y número del notario, número y fecha de la realización de las escrituras para facilitar la búsqueda.

Los recibos de pagos de predial también son útiles, los cuales puedes obtener en las oficinas de la tesorería de CdMx u oficinas catastrales de cada localidad. En su página de internet, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda ofrece la emisión de certificados digitales, que sirven para constatar las disposiciones de planeación de desarrollo urbano para cada inmueble.

De acuerdo con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano, los bancos cuentan con información de los inmuebles hipotecados. Se recomienda hacer una copia digital de su escritura.  

@lupitaromero

guadalupe.romero@milenio.com