Código de Ingreso

Trump, GE, mi vecina y el calor

“Se tronó mi refri”. Me soltó mi vecina cuando nos encontramos en medio del pasillo, creo que a manera de saludo. “Voy a comprar uno, cuál me recomiendas”, me dijo sin detenerse. “Y con este calor… ¡¿qué voy hacer?!”, y se fue sin tener oportunidad de darle mi recomendación.

Mi vecina me dejó pensando, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, los mexicanos hemos estado atentos hasta de lo que este señor come, y no es para menos, de eso dependen muchas cosas, por ejemplo, miles de empleos… o visto de otra manera, miles de desempleados, y esto tiene que ver con las inversiones que llegan a México o se van.

¿Qué marca de refrigerador le puedo recomendar a mi vecina? No lo sé, pero yo me la pensaría para comprar uno bajo el sello GE. Aquí mis razones, podría mencionar otras marcas, pero de esta empresa la situación es evidente. Sorry.

General Electric (GE), en voz de su mandamás, Jeffrey Immelt, fue una de las empresas que más apoyo han dado a las políticas proteccionistas del presidente estadunidense, tanto, que es una de las fundadoras de la American Made Coalition (AMC), que pugnaba por la puesta en marcha del impuesto transfronterizo, del que en su momento le conté, y que para fortuna de nosotros no prosperó, el llamado Border Adjustment Tax (BAT).

La vecina me hizo reflexionar en que hace apenas unos días, Immelt llegó a México y creo que nos chamaqueó. Dijo que él apoyaba el Tratado de Libre Comercio (TLC), y anunció la “inauguración” de la segunda torre de su Centro Global de Operaciones en Latinoamérica, el entrecomillado es porque esas instalaciones ya tienen un mes de haber sido inauguradas por el gobierno local.

No puedo dejar de preguntarme por qué es tan fácil que nos vean la cara. Lo de GE es un doble discurso, y si no que alguien me expliqué. Esta empresa que en cualquier ranking aparece siempre entre las primeras cinco más grandes de la Tierra, ha prometido a Trump impulsar el sector manufacturero estadunidense, con claro conocimiento de que los costos para la industria y para los consumidores se elevarán. El mismísimo Jeff Immelt fue quien al arranque de la administración de Trump dijo que planeaba ayudarlo en todo lo que le fuera posible. Ahora, cuando ve fracasada la iniciativa del BAT, viene a México a decirnos que apoya la economía del país y la continuación del TLC. ¡Mientras que en EU apoya el proteccionismo, en México aboga por el libre comercio!

Me pregunto, ¿estarán de acuerdo con este doble discurso los miembros del consejo de GE?, ¿se detendrá el CEO de GE a pensar si afecta o no este doble discurso a la reputación de la empresa?

Cuando vea a mi vecina, no le diré todas mis reflexiones porque con seguridad será un tiempo muy valioso para ella y el bochorno que la acompaña, le diré que compre un refrigerador hecho en México, que lea las etiquetas pues; porque eso genera empleos en el país… me abstendré de sugerirle alguna marca en particular… si es que no lo ha comprado, claro, porque ofertas en esta época de poco consumo las hay y porque con estos calores, la comida se le va echar a perder.

@lupitaromero

guadalupe.romero@milenio.com