El talón de Aristóteles

"Frank Underwood dice, dentro de una de las escenas más complejas de la segunda temporada de House of Cards -o, como la conocen algunos políticos, su Biblia- que “Incluso Aquiles es tan fuerte como su talón".

En ese sentido, la fortaleza del gobierno de Jalisco se tambalea por culpa del transporte público.

En las últimas semanas y tras del terrible episodio de la Prepa 10, Aristóteles Sandoval, Arturo Zamora y Mauricio Gudiño han tenido que hacer una operación veloz para demostrar que hay gobierno y que los concesionarios -estos seres que manejan el pulpo camionero aunque todos creamos aún en la historia del hombre-camión- no se saldrán con la suya para dar un servicio caro, malo e inseguro.

Aún así, la realidad los arrolla.

Pese a la baja de la tarifa, los concesionarios aún juegan a tener la sartén por el mango. Los choferes siguen bajo el yugo de la cuota y los accidentes continúan.

El gobierno pide no criminalizar a los operadores de camiones, pero ellos mismos lo hacen al cometer homicidios imprudenciales.

Las rutas no se sienten obligadas a dar un servicio seguro. De hecho, el anuncio de la primera ruta cero accidentes es un contrasentido.

Todas debieran cumplir esa norma.

Mientras no se cumpla con la revocación de toda la ruta por accidente, malas unidades o hasta mal servicio, la sociedad seguirá con una percepción de debilidad hacia organizaciones que, desde hace décadas, merecen su desmantelamiento.

Y, al mismo tiempo, será botín político de la oposición.

Desde hace días, Movimiento Ciudadano, el PAN -y sus satélites, que se dicen ciudadanos, pero todos tienen cola- usan el error de implementación de transporte para lanzar lo que será su plataforma hacia 2015. Exigen soluciones, pero sus planes son limitados o inexistentes. De hecho, algunos de ellos pudieron evitar el crecimiento del problema y lo obviaron bajo los mismos preceptos que imperaban hasta hace dos semanas: la no conveniencia política o, incluso los contubernios.

Y a la mitad, usuarios que claman por un servicio bueno, seguro, decente. Todo lo contrario a lo que hoy corre por las calles de Jalisco.

El camino solo es uno: a fortalecer el talón, así se tenga que extirpar el hongo.

Apunte final: curioso que un funcionario de gobierno use recursos públicos para difamar a sus críticos. En otro lado, sería un escándalo. Aquí -y en él- es anecdótico. Es parte de su personalidad mediocre. El ocaso de su carrera política.

De él y su mediocre comparsa de corta memoria.

Saludos, Sergio. Lame más botas antes de que tengas que lustrarlas.