La fuga de la fuga

Un video es presentado en el noticiero de la mañana de Televisa. El contenido había sido cacareado por el conductor desde semanas antes en su columna periodística. De hecho, había denunciado o que se convertiría en una muestra de cinismo y torpeza: el incesante golpeteo y su sonora repercusión dentro del área de tratamientos especiales del Penal de Máxima Seguridad del Altiplano.

Loret -y Riva Palacio junto con algunos periódicos internacionales- habían advertido sobre lo que pasó esa noche de julio. Verlo y escucharlo abren enormes interrogantes antes, durante y después de la huída.

No, no es el gusto televisivo de Guzmán Loera lo que sorprende, sino la torpeza -incidental o accidental- de sus captores. Los ruidos constantes de martilleo y hasta la voz proveniente del fondo del hueco en el suelo de la regadera que informa que "ya está" -el túnel, el hoyo, el plan, lo que sea- evidencian o la corrupción o la torpeza por parte de todos, hasta de los que estaban en pleno viaje europeo.

Pero la denuncia a través del video fugado del expediente de investigación de la fuga denota algo más profundo: un desgarre en el gobierno federal.

Todos sabían lo delicado del video y de la unión de este con el que muestra la actitud de los custodios en el centro de vigilancia audiovisual. Su filtración a los medios de comunicación lleva otro tipo de tirabuzones y destinatarios dentro de una guerra intestina que, hoy, tiene una nueva filtración que golpea nuevamente a la administración del Presidente Peña.

Era claro que las fallas y omisiones en el caso Guzmán eran conocidas, pero su transmisión en televisión nacional es una raya más al tigre de un gobierno que ha recibido decenas de raspones; algunos, si no es que todos, por su soberbia al comunicar.

Así como en la corrupción se debe de seguir el rastro del dinero, aquí uno debería de preguntarse a quién beneficia esta filtración. Los caminos se confunden ante el alud de condenas y negaciones de las últimas horas de todas las instancias de seguridad del país.

Como sea, filtración se combate con filtración. La NBC reportó sobre el hallazgo en un rancho que, presuntamente, pertenece al Chapo, de celulares y ropa que confirmarían que el prófugo estaba en ese sitio horas antes de la redada. Filtración, en este caso, desde otro gobierno que harto de las torpezas, corrupción y contubernio, parece acelerar la presión para la recaptura del capo.

Tarea nada fácil ante el escenario donde un hoyo se abre al ritmo del "Cielito Lindo" interpretado por Rosa Concha en Sabadazo.

goliveros@me.com