Con singular alegría

En el hoyo

Carstens se mereció hace tres años el reconocimiento de ser el mejor banquero del mundo. Así de redondo e inteligente, como el peso mexicano, que él mismo decidió reforzar y defender como "perro" para que de ninguna manera subiera a más de 12.50, paridad que tuvo durante varios lustros. Ahora sí que nos dio un catarrón.

Este hombre serio y honorable debió de haberle enseñado a sus homólogos cómo conviene que sea el comportamiento humano. El euro, desde el zafarrancho de Strauss-Kahn, junto con los países que alguna vez representó no solo perdió un lustro, sino que hizo que Italia, Portugal, España, y Grecia perdieran y se fueran al hoyo, llevándose de corbata a toda la Unión Europea. Ahora la situación con Grecia tiene a todo el orbe en jaque. China y los países asiáticos ya perdieron casi siete por ciento de sus fondos.

Pero veamos qué sucedió hace unos años con Portugal y cómo sobrevivió al debacle. "Desde diciembre de 2009, Strauss-Kahn hizo públicas sus iniciativas de dinero nuevo. Para abril de 2010 tenía desarrollados los DEG por valor de 100 mil millones de dólares, una propuesta que fue rechazada por los países con superávit como China e India y todos los países petroleros. El empeoramiento de los países de la periferia europea a partir de mayo del 2011, obligó a Strauss-Kahn a abandonar el tema en forma pública, hasta la Cumbre de Davos de 2012.

"Se piensa que el plan estaba listo para ser presentado durante ese año, aprovechando el nuevo rescate a Grecia. Pero todo esto ya es parte del pasado. Su detención no solo hunde la idea de la desdolarización del mundo, sino que también apunta a la desacreditación total del FMI, justo en los momentos en que comenzaba a gozar de amplio reconocimiento en virtud a sus nuevas políticas.

"La detención de Strauss-Kahn es muy similar a la que afectó al Gobernador y Fiscal de Nueva York Eliot Spitzer, que cayó en una trampa de prostitución en marzo de 2008, tras procesar a varias empresas de Wall Street que realizaban fraudes en la bolsa de valores, inflaban artificialmente los precios, o se coludían en prácticas depredadoras. Y así como la detención de Spitzer no pudo evitar el colapso financiero que se inició a las pocas semanas (con la quiebra de Bearn Stearn), la detención de Strauss-Kahn no podrá evitar la inminente quiebra del actual sistema financiero y de las economías que de él dependen".

En ese tiempo y desde Madrid, las agencias de calificación Moody's y Standard and Poor's rebajaron a bono basura la calificación de Portugal. Lo hicieron por el creciente riesgo que veían de que Portugal necesitara un segundo rescate antes de que pudiera volver a los mercados a financiarse y que no pudiera cumplir los objetivos de reducción de déficit y de estabilidad que el FMI y la UE le marcaron.

Ahora le pasa a Grecia. Se tienen "elevadas dudas" de que la economía griega sea capaz de alcanzar sus objetivos de reducción del déficit y de estabilización de la deuda. En este momento que se declara en bancarrota, debemos de prestarles a Carstens.